El primer robo ocurrió el 21 de agosto a las 19.15 horas en Cunit (Tarragona), cuando abordó a una mujer de 83 años que iba acompañada de su hermano y le arrancó una cadena de oro que llevaba colgada del cuello, tras lo que huyó corriendo.

El segundo sucedió unos minutos más tarde en Segur de Calafell (Tarragona) contra una mujer de 84 años a la que intentó arrancar una cadena de oro hasta que la tiró al suelo, lo que le causó lesiones en la cadera y el codo, por lo que fue trasladada al Hospital Clínic de Barcelona.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.