Tartar de salmón y aguacate
Tartar de salmón y aguacate  EMMA GARCÍA

El tartar de salmón y aguacate es un entrante buenísimo que podemos preparar en casa de forma sorprendentemente fácil y con un resultado que poco tiene que envidiar al de los restaurantes. Y es que, al contrario de lo que parece, es un plato muy sencillo que si además decoramos con un poco de gracia va a ser un éxito asegurado en la mesa.

Podemos prepararlo de la manera habitual, mezclando todos los ingredientes y emplatándolo con uno de esos moldes redondos o cuadrados que podemos encontrar en cualquier bazar. Pero si queremos darle un toque diferente, podemos dividir los ingredientes en dos grupos (algunos ingredientes con el salmón y otros con el aguacate) e ir rellenando unos tarros o vasos de cristal formando capas alternas.

Una manera muy visual de servir el tartar que hará que sea aún más apetecible. También perfecto para llevar a alguna cena o comida de picoteo. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que al ser pescado crudo no debe pasar, especialmente en verano, mucho tiempo sin refrigeración.

Ingredientes

  • 200 gr. de salmón fresco (si es fresco, congelar al menos durante 5 días)
  • 100 gr. de salmón ahumado
  • 150 gr. de aguacate
  • 40 gr. de cebolleta
  • 3-4 pepinillos
  • 6-8 alcaparras
  • Zumo de media lima
  • 5-6 hojas de cilantro
  • 25 ml. de salsa Perrins
  • 25 ml. de soja
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 15 gr. de mostaza clásica mezclada con 5 gr. de mostaza antigua y tabasco (opcional)

Preparación

Cortamos en dados pequeños el salmón fresco. Troceamos también pequeño el salmón ahumado y picamos la cebolleta, el cilantro y los pepinillos. Pelamos y cortamos en tacos pequeños el aguacate.

En un bol ponemos el salmón fresco con el salmón ahumado, los pepinillos, las alcaparras, la salsa Perrins, la soja, un chorro de aceite de oliva virgen extra (AOVE), la mitad de la mostaza y, opcionalmente, podemos añadir un chorrito de tabasco. Removemos todo bien y lo dejamos media hora marinando.

En otro bol mezclamos el aguacate, el zumo de media lima, la otra mitad de la mostaza, el cilantro, la cebolleta y un chorro de AOVE.

Buscamos un par de tarros limpios del tamaño de un vaso aproximadamente. En cada tarro vamos a ir formando capas. Primero pondremos una capa con el contendido del bol del salmón, de 1,5cm aproximadamente. Después repetimos con una capa de la mezcla con aguacate y vamos alternando capas hasta llenar el tarro.

Repetimos el proceso con el otro tarro. Decoramos la parte superior con unas ramitas de cilantro y listo para servir. Lo guardamos en el refrigerador si no vamos a consumirlo al momento.