El presidente estadounidense, Donald J. Trump, inicia una comunicación con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos.
El presidente estadounidense, Donald J. Trump, inicia una comunicación con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, Estados Unidos. SHAWN THEW / EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes un acuerdo con México para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al que espera que se sume "pronto" Canadá.

"Es un gran día para el comercio. Es un gran día para nuestro país", dijo Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca, antes de conversar por teléfono con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, al confirmar que habían logrado cerrar las conversaciones bilaterales tras semanas de intensas negociaciones.

El Gobierno del presidente de EE.UU. expresó su deseo de que Canadá se una "próximamente" al acuerdo inicial alcanzado con México sobre las nuevas condiciones del TLCAN, aunque dejó las puertas abiertas a que se convierta en un acuerdo bilateral.

"Esperamos que Canadá se nos una próximamente. Empezaremos ahora ese proceso", señaló el representante de Comercio Exterior de EE.UU., Robert Lighthizer, en una rueda de prensa telefónica celebrada poco después de que Trump diera a conocer el acuerdo.

Sin embargo, Lightizer dejó entrever que en última instancia se podría dar la situación de que Canadá se quede fuera del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Lightizer aseguró, además, que el hecho de que Washington y México se hayan adelantado a alcanzar un pacto, que por el momento deja fuera al tercer socio implicado en el tratado, no responde a ninguna "estrategia de negociación"

México quiere cerrar el acuerdo antes de que acabe agosto porque eso permitiría que el actual presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, pueda firmarlo antes de abandonar el poder, el próximo 1 de diciembre.

Peña habló este lunes con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y le expresó la "importancia de su reincorporación al proceso, con la finalidad de concluir una negociación trilateral esta misma semana".

El mandatario norteamericano anunció que cambiará el nombre al TLCAN, porque tiene "connotaciones muy negativas", y que se llamará ahora "Acuerdo de Comercio de EEUU y México".

Ante la petición de ambos países, el Gobierno canadiense declaró que solo firmará un nuevo acuerdo comercial con EEUU y México si "es bueno" para Canadá.

"Solo firmaremos un nuevo TLCAN que sea bueno para Canadá y bueno para la clase media", afirmó un portavoz de la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, en un comunicado.

El impulso para reabrir el TLCAN, considerado hasta entonces un éxito de la integración comercial por los gobiernos de las tres países vecinos, fue la llegada a la Casa Blanca de Trump en 2017, quien lo calificó en reiteradas ocasiones como un "desastre".

El TLCAN, un acuerdo en vigor desde 1994 entre México, Canadá y EE.UU., engloba más de 1 billón de dólares anuales de intercambio.