Tras 6 meses, supervivientes tsunami centrados en reconstrucción
Reuters Reuters

En los países más afectados - Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia - los supervivientes se quejan de que la reconstrucción de los hogares, escuelas y la creación de puestos de trabajo apenas si ha comenzado.

La ayuda de emergencia aún está siendo distribuida, y el Programa Mundial de Alimentos suministra comida a casi dos millones de personas en la región.

'He estado trasladándome de campo a campo. Quiero regresar a casa', dijo Zam Zami Amin, de 48 años, que perdió a su mujer y a dos de sus cuatro hijos cuando las olas gigantes generadas por el terremoto destruyeron la población de Deyah Raya en la provincia indonesia de Aceh.

'Aún estoy confuso. Por eso no siento que se hayan producido cambios'.

Para las víctimas, los recuerdos de la fatídica mañana del domingo 26 de diciembre son intensos. Muchos tienen pesadillas. En Aceh, donde 168.000 personas murieron o están en paradero desconocido, aún se hallan cadáveres. Partes de su costa parece que han sufrido un holocausto nuclear.

FLORES EN RECUERDO

En el sur de Tailandia, donde muchos extranjeros estaban entre las 5.395 personas que fallecieron, el domingo se celebraron pequeñas ceremonias donde se depositaron coronas de flores en un monumento en la turística isla de Phuket.

Gabor Szigeti, un superviviente sueco de 32 años, regresó a Khao Lak, una cadena de playas blancas en el norte de Phuket, donde vio a muchas personas peder a sus seres queridos ese día.

Szigeti y su mujer sobrevivieron, cuando las olas chocaron contra su bungalow. La pareja regresó para dar las gracias a las autoridades locales tailandesas que les ayudaron a superar la experiencia, dijo.

El terremoto de magnitud 9.15 se produjo cerca de la costa de la isla indonesia de Sumara, y fue el más fuerte en 40 años, lo que provocó olas de hasta 10 metros que llegaron a trece naciones bañadas por el océano Índico.

Ningún lugar sufrió tanto como Aceh. Hasta 1.000 poblaciones y ciudades fueron dañadas o borradas del mapa. La reconstrucción apenas ha comenzado, y aún se está llevando a cabo la masiva limpieza de las zonas afectadas.

De hecho, llevará unos 10 años reconstruir lo que ha sido destruido, dijeron la semana pasada las Naciones Unidas.

En Aceh, los donantes dicen que la reconstrucción lleva unos dos meses de retraso debido a demoras en la creación de una agencia que supervise la reconstrucción. Comenzó a aprobar proyectos a principios de mayo, y el sábado dijo que ya se habían gastado 2.800 millones de dólares.

Los donantes insisten en que uno de los mayores esfuerzos de reconstrucción en tiempos de paz de la historia debe equilibrar la velocidad y la calidad, mientras se clasifican los títulos de propiedad y las comunidades deciden qué quieren.

/Por Dean Yates y Tomi Soetjipto/