Facebook
La condenada mandó el pantallazo de la conversación a sus amigas. SASCHA STEINBACH / EFE

Paul Ceglia no es un nombre que haya copado portadas en los últimos años, pero tiene una historia detrás: acusó a Mark Zuckerberg, que había trabajado para él, de haberle robado la plataforma con la que años después crearía Facebook. Ahora, Ceglia ha sido detenido en Ecuador.

Lo más llamativo de todo es que el hombre se encontraba prófugo de la justicia de EE UU desde 2015, tal como cuenta 'FayerWayer'. Se encontraba bajo arresto domiciliario, pero logró escabullirse y desde entonces nadie sabía nada de él.

En el año 2010, Ceglia presentó una demanda contra Zuckerberg  acusándole de plagiar el motor de búsqueda de su web StreetFax.com y crear Facebook a partir del mismo. Pero la jugada no le salió bien.

Se demostró que había utilizado pruebas falsas y el juez le condenó a arresto domiciliario. Cinco años después se fugó de la justicia, y hasta ahora, salvo algún contacto esporádico con medios americanos, nadie sabía donde estaba. Pero no hay fuga que cien años dure.