Donald Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump, en un acto de campaña en Virginia. EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha elevado este viernes la presión sobre su fiscal general, Jeff Sessions, al instarle a actuar rápido e "investigar toda la corrupción" de sus adversarios políticos.

Sessions, que hasta ahora se había mantenido al margen de las críticas del presidente, aseguró este jueves en un inusual comunicado que las acciones del Departamento de Justicia "no se verán influidas de manera inapropiada por consideraciones políticas" y quiso subrayar la independencia de sus subordinados.

Trump ha utilizado de nuevo Twitter para expresar su opinión sobre el comunicado del fiscal general de EE UU, "Jeff, esto es maravilloso, lo que todo el mundo quiere, así que investiga toda la corrupción en 'el otro lado'", ha dicho.

"Venga, Jeff, puedes hacerlo, ¡el país está esperando!", ha agregado el presidente estadounidense sobre Sessions, exsenador republicano y uno de los primeros y más acérrimos defensores de la candidatura de Trump en las elecciones de noviembre de 2016.

La relación entre Trump y Sessions es tensa desde hace más de un año. El presidente de EE UU ha expresado en numerosas ocasiones su frustación por la decisión de su secretario de Justicia de apartarse de todo lo relacionado con la investigación de la denominada "trama rusa" debido a sus propios contactos con Moscú.

Esta medida reduce la influencia de Sessions sobre la pesquisa a cargo del fiscal especial Robert Mueller.

Esta semana los ataques de Trump contra el fiscal general se recrudecieron debido a los avances de la investigación de la trama rusa, el fallo contra su exjefe de campaña Paul Manafort por evasión fiscal y fraude bancario y la acusación de su exabogado Michael Cohen, quien ha implicado al presidente en un delito.

Lindsey Graham, un influyente senador republicano, ha asegurado que las tensiones se han convertido en "insostenibles" y vaticina que Sessions no durará mucho más como fiscal general de EE UU.