Valle de los Caídos
Vista general del monumento del Valle de los Caídos. Mariscal / EFE

El Consejo de Ministros inicia este viernes, con la aprobación previsiblemente de un real decreto que modifique la Ley de la Memoria Histórica, el proceso para exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, será la encargada de coordinar los informes y trabajos para poder llevar a cabo el desenterramiento y explicará a las 13.00 horas todos los detalles de una fórmula adoptada por el Ejecutivo, que pretende blindar el proceso y evitar posibles alegaciones o impugnaciones de familiares.

Previsiblemente, la fórmula será el decreto ley —tendrá que ser convalidado en el Congreso en periodo inferior a un mes—, algo que rechazan PP y Ciudadanos, que dudan de la urgencia de tener que hacerlo de esta forma, y lo es también por la familia y por la Fundación, que mantienen que debe permanecer en la tumba actual.

El objetivo del Ejecutivo es ampliar derechos y establecer medidas "a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil español y la dictadura". Todas las medidas entrarán en vigor este sábado con la publicación en el Boletín Oficial del Estado, pero la exhumación de Franco tendrá que esperar.

El Consejo de Ministros será casi en exclusiva sobre el asunto de la exhumación de los restos de Franco, asunto que el Ejecutivo quiere que empiece ya a tramitarse, aunque asume que la solución no será inmediata y conllevará un "proceso largo", puesto que se pretende que sea un actuación "garantista".

La gran incógnita por desvelar es la fecha exacta. La vicesecretaria general y portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, explicó este jueves que debería hacerse sin informar previamente a la ciudadanía para evitar posibles protestas, aunque indicó que los restos podrían exhumarse en septiembre.

Niega el abuso del decreto ley

El Ejecutivo negó este jueves que esté realizando un uso "abusivo" del decreto ley para sacar adelante sus iniciativas políticas - han aprobado siete desde que llegaron al poder en junio- y ha recalcado que todos los Gobiernos anteriores han hecho uso de esta fórmula, especialmente el de Mariano Rajoy.

Fuentes del Ejecutivo han indicado que, desde la llegada de la democracia en 1978, se ha aprobado una media de 14 decretos leyes al año y han hecho hincapié en que el Gobierno de Rajoy fue "el más prolífico" en ese sentido, pues, durante su mandato, se aprobaron un total de 75 (29 en 2011; 17 en 2013; 17 en 2014; y 12 en 2015).