Stop Desahucios
Stop Desahucios Europa Press - Archivo

Soraya, la mujer de 30 años pendiente de ser desahuciada de su casa de Madrid junto con sus tres hijos menores, ha acudido este jueves a un juzgado de Madrid para pedir de nuevo la paralización del desalojo al alegar que su bebé está enfermo.

En declaraciones a Efe, Soraya ha explicado que ha tenido que dejar de dar de mamar a su hija de 30 días para dejarla a cargo de su prima mientras ella, junto con los vecinos, tratan de bloquear el desahucio por cuarto día consecutivo.

Fuentes municipales han explicado a Efe que en el escrito presentado ante el Juzgado de Instrucción número 30 de Plaza de Castilla Soraya ha incluido un informe de las urgencias del Hospital Ramón y Cajal donde ingresó ayer el bebé al sufrir "problemas respiratorios", así como la comunicación de la ONU en la que recomendaba al Estado la suspensión cautelar del desalojo.

El escrito del Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales (DESC) de la ONU solicitaba también el realojo de esta familia en una vivienda digna, entendiendo que existe la posibilidad de vulnerar sus derechos, protegidos por el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PI-DESC).

"No me niego a pagar"

"Lo único que estoy pidiendo es un alquiler, o que me dejen aquí hasta que me den una alternativa", ha indicado Soraya, que asegura cobrar una renta mínima de 580 euros, y entiende que no está pidiendo "una cosa de otro mundo" sino "un techo donde vivir".

"Yo no me niego a pagar, yo quiero pagar un alquiler", ha sostenido.

Soraya ha hecho estas declaraciones antes de ir al juzgado frente a la vivienda que ocupa y acompañada de miembros de la plataforma Stop desahucios de Vicálvaro, que aseguran haber visto un furgón policial esta mañana por la zona.

También ha acudido a las puertas de la vivienda, ubicada en la calle San Eudaldo número 1 de Vicálvaro, el concejal presidente de ese distrito, Carlos Sánchez Mato, que ayer registró un requerimiento al Juzgado de Instrucción número 3 de Plaza de Castilla para la suspensión cautelar del desahucio de esta familia hasta que no exista alternativa habitacional.

El edil ha explicado a Efe que el Ayuntamiento de Madrid exige al Juzgado "tiempo para buscar una solución a más largo plazo", y que aunque están "ofreciendo y buscando posibilidades" para esta familia no disponen "por desgracia" de vivienda pública actualmente "para hacer frente a todas las necesidades".

El lunes varias decenas de vecinos y activistas del grupo Stop Desahucios de Vicálvaro consiguieron parar el desahucio de esta familia ordenado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid, que actuó en sustitución del Juzgado número 30, que estaba en periodo vacacional.

La magistrada del número 3 dictó un auto en el que declaraba que no suspendía cautelarmente el desalojo al considerar que la comunicación del Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales (DESC) de Naciones Unidas (ONU) "ni es un dictamen, ni es una resolución".

Tras ser vendida la vivienda por una entidad bancaria, el piso que ocupa la familia (monoparental) de Soraya pertenece a un fondo de inversión.

Consulta aquí más noticias de Madrid.