El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió este miércoles, en declaraciones a la cadena de televisión Fox, en que el dinero aportado para silenciar a dos mujeres por sus supuestas relaciones con él, procedía de su fortuna y no de su campaña electoral.

"No venían de la campaña. Procedían de mí", dijo Trump en una entrevista con esa cadena conservadora que se emitirá este jueves íntegramente, y de la que de momento se han conocido extractos. Trump dice que supo que Cohen había pagado a sus amantes después de que lo hiciera.

De hecho, ha contado que su primera preocupación cuando supo que Cohen había pagado a Stephanie Clifford, alias Stormy Daniels, y a la modelo de Playboy Karen McDougal —a quienes dio 130.000 y 150.000 dólares, respectivamente, por su silencio— fue con qué dinero se había hecho: "Si había salido de la campaña, podía ser un gran problema". "Pero no fue así", dijo.

Trump ha asegurado este miércoles que supo que su entonces abogado había pagado a dos de sus amantes a cambio de su silencio después de que lo hiciera, desmarcándose así de los delitos que el propio Cohen ha confesado, incluido el de financiación ilegal de la campaña electoral. "Lo supe después", ha dicho el inquilino de la Casa Blanca.

Son las segundas declaraciones que hace Trump sobre el acuerdo al que Cohen llegó el martes con la Fiscalía, por virtud del cual se declaró culpable de ocho cargos: cinco de evasión fiscal, uno de fraude bancario, uno por contribuciones empresariales ilegales y otro por contribuciones excesivas a la campaña.

La primera reacción de Trump ha llegado horas antes vía Twitter, donde ha acusado a quien fuera uno de sus hombres de confianza de "inventar historias". "Si alguien está buscando un buen abogado, le recomendaría fervientemente no contratar los servicios de Michael Cohen", ha escrito