Jordan Holgerson, de 16 años, sigue recuperándose de las lesiones que le produjo una tremenda caída desde un puente de veinte metros en Washington hace ya varios días. Pero lo peor de todo es que fue empujada por una amiga. Y ahora, Holgerson no olvida: "Quiero que vaya a la cárcel".

Seis costillas rotas y un pulmón perforado son algunos de los problemas con los que se ha encontrado la adolescente tras el incidente, provocado por otra joven, Taylor Smith.

"Al principio no quería que Taylor se metiera en problemas, pero ahora que lo he pensado más, estoy deseando que vaya a la cárcel y piense al menos en lo que hizo", dijo Holgerson a NBC.

Desde el puente en el que se produjo el accidente está "prohibido saltar", según las indicaciones de los guías, pero Holgerson estaba "preprada para hacerlo". Eso sí, se vio sorprendida por el empujón.

"Tengo muchos dolores y me cuesta levantarme por las mañanas", confesó desde su domicilio, donde guarda reposo.