Asia Argento
La actriz italiana Asia Argento, acusada de abusar de actor Jimmy Bennet. Ian Langsdon / EFE

La actriz y directora italiana Asia Argento, ha desmentido en un comunicado haber mantenido "relaciones sexuales" con el actor Jimmy Bennett cuando este era menor de edad. La actriz sí reconoce haber pagado al joven, pero no por su silencio, sino para ayudarle económicamente en un momento en que tenía dificultades económicas.

Asia Argento, portavoz del movimiento #MeToo, rechaza la acusación de haber llegado a un acuerdo extrajudicial con el actor Jimmy Benne para obtener el silencio del joven contra ella, que la inculpa de haberle acosado siendo menor. Según revela este lunes el diario The New York Times, la italiana tuvo que pagar 380.000 dólares al menor por su silencio.

Según la información del The New York Times, un abogado envió en nombre de Bennett una carta a la abogada de Argento en la que anunciaba su intención de demandarla por abuso sexual. 

Documentos recogidos por The New York Times

Según los hechos relatados en ese documento, Argento abusó de Bennett, el 9 de mayo de 2013 por la mañana, en la costa de Los Ángeles, cuando quedaron para hablar de futuros proyectos. El encuentro está documentado por ambos en las redes sociales. Ella tenía 37 años y él, 17. La edad de consentimiento sexual en California es 18 años.

Bennett reclamaba a Argento 3,5 millones de dólares. La actiz confirmó el pago de 380.000 dólares para zanjar el asunto, una cantidad que explicó como "ayuda económica debido a las dificultades económicas por las que atraviesa el actor".

En la respuesta publicada este martes, Argento dice que su novio de entonces, el chef televisivo Anthony Bourdain, "quería mantener este asunto en privado", preocupado por el impacto que podía causar en la sociedad sobre la reputación de la pareja. "Decidimos tratar con benevolencia la petición de ayuda de Bennett y dársela. Anthony se ocupó personalmente de ayudar a Bennett económicamente, a condición de que no sufriéramos más intrusiones en nuestra vida".

"Este es el enésimo capítulo de una secuencia de eventos que me causa una gran tristeza y que constituyen una persecución de larga duración. Por tanto, debo oponerme a estas acusaciones faltas y tomaré las iniciativas necesarias para protegerme ante las instancias competentes", explica la actriz.