"Es una situación muy preocupante para Cervo. Estos días ya hubo diez personas que dejaron de formar parte de la plantilla", ha lamentado el regidor tras el anuncio el pasado viernes del despido de 49 trabajadores.

Por ello, considera que "es una situación donde habrá que buscar una solución y la mejor solución es aquella que sea alcanzar ese consenso necesario para que no se lleven a cabo los planteamientos que se hicieron desde la dirección de la empresa".

A este respecto, el alcalde de Cervo ha puesto el acento en los "más de cien trabajadores" con que cuenta la fábrica de Sargadelos, así como de la importancia que tiene para el municipio esta planta de cerámica.

Con todo, remarca que se trata de "una empresa privada, que no pública, y de eso hay que ser muy conscientes". "Una empresa privada en que el socio mayoritario explicó cuál era la situación", ha señalado el regidor.

Al respecto, ha recordado que la compañía ya "pasó por un momento critico hace unos años y salió adelante por la aportación de capital del socio mayoritario". "Una vez que se revirtió esa situación, en cierta medida, sería una pena muy grande que volviéramos a la misma situación de hace cinco o seis años", sostiene.

Sargadelos salió en 2016 de un concurso de acreedores en el que entró de forma voluntaria en 2014. Además de esta planta, cuentan con otra en Sada a la que no afectarán estos despidos.

Consulta aquí más noticias de Lugo.