Idiomas: de ser un plus a convertirse en un requisito

  • El 35% de las ofertas de empleo solicita el conocimiento de algún idioma extranjero.
  • Los sectores que más valoran su conocimiento son Hostelería y Turismo, Recursos Energéticos y Telecomunicaciones.
España ocupa el puesto 28 en un ranking internacional que evalúa el nivel de inglés.
España ocupa el puesto 28 en un ranking internacional que evalúa el nivel de inglés.
JORGE PARIS

Bien es sabido que el dominio de idiomas ha pasado de ser un plus a ser una exigencia. En un mundo globalizado donde las fronteras son cada vez son más difusas y viajar es cada vez más asequible, la mezcla cultural es un hecho. Por eso, cada vez se ve con mayor normalidad dominar al menos el inglés.

Según el informe InfoempleoAdecco publicado en junio de 2018, casi el 35% de las ofertas de empleo solicita el conocimiento de algún idioma extranjero. Se trata de una tendencia a la alza que desde 2013 no ha dejado de crecer.

Además, si aspiras a ocupar un alto cargo, debes saber que hay una relación proporcional entre la exigencia de conocimiento de idiomas y la categoría profesional: a mayor rango, más necesario es tener esta competencia. Mientras las ofertas destinadas a empleados reflejan este requisito en el 23% de los casos, el porcentaje de ofertas destinadas a cubrir puestos directivos en las que se indica idioma es del 54,4%.

"Muchas compañías han sufrido durante la época de crisis, bien por necesidad o bien por oportunidad, una internacionalización. En los años posteriores y en la actualidad también ha habido muchas compañías multinacionales que se han implantado en nuestro país. Así es como la importancia de los idiomas ha pasado de ser un plus a una necesidad", explica Antonio Aranda, portavoz del portal de empleo Randstad.

España, a la cola con el inglés

Sin embargo, España no es uno de los países donde el manejo de idiomas destaque. Según el EF English Proficiency Index 2017, que evalúa el nivel de 80 países en lengua inglesa, ocupamos el puesto 28 en el ranking internacional, o lo que es lo mismo: tenemos un "nivel moderado". Entre los países que mejor lo dominan se encuentran Países Bajos, Suecia o Dinamarca. En el polo opuesto, con un nivel bajo, están Libia,Irak y Laos. Si la clasificación se hiciese por regiones, Europa estaría a la cabeza y Medio Oriente en la cola.

Los resultados de este informe revelan que los jóvenes que fueron evaluados tienen un mejor conocimiento de la lengua inglesa que los que son más mayores, sobre todo los que tienen entre 18 y 20 años. Otro dato es que las mujeres tienen un nivel superior al de los hombres en la mayoría de países.

Inglés y economía: de la mano

Otro factor que está correlacionado con el dominio de este idioma es la economía y el comercio, dos áreas cada vez más internacionalizadas.

El inglés es la lengua más demandada por las empresas, siendo requerida en la gran mayoría de las ofertas que solicitan idiomas (92,3%) seguida por el alemán (7,4%) el francés (7,2%) el portugués (1,26%) y el italiano (0,8%). Por su parte, los sectores que más importancia dan al conocimiento de idiomas son Hostelería y Turismo, Recursos Energéticos y Telecomunicaciones.

"Es una herramienta de trabajo y en un altísimo porcentaje de ofertas es requerido. Otros idiomas como el alemán o el francés también se han implantado en muchas compañías. No obstante, sigue habiendo excepciones. Hay algunas posiciones vinculadas al área de ventas focalizadas únicamente al mercado nacional en las que no se necesita, pero en el resto de posiciones es absolutamente necesario", precisa el portavoz de la empresa de recursos humanos.

Y es que saber idiomas eleva casi un 40% las posibilidades de encontrar empleo según un informe de Randstad. El mismo estudio revela que más de la mitad de los profesionales en España tienen conocimientos de inglés.

Esta relación de éxito entre las salidas laborales y el conocimiento de idiomas es extrapolable a la economía de los países. Así pues, en aquellas regiones donde los profesionales hablan inglés con más soltura, se crea un entorno más favorable para los negocios internacionales. De hecho, según afirma el estudio de EF, «existe una clara relación entre el dominio del inglés y el poder adquisitivo individual». Lo mismo sucede con la tecnología, un claro signo de avance y desarrollo. La conectividad a internet está vinculada con un nivel alto de esta lengua.

Aprender idiomas es saludable

Pero más allá de las ventajas que proporciona dominar idiomas en el sentido laboral, este tipo de aprendizaje aporta numerosos beneficios a nuestra salud.

Bien es sabido que aquellos que son bilingües desde pequeños utilizan más partes de su cerebro que los que no lo son. Pero además, aprender idiomas mejora la concentración, retrasa la aparición de algunas enfermedades como el alzheimer

También mejora la rapidez cognitiva. Al aprender otro idioma, la estructura de nuestro cerebro cambia y, tal y como recoge la publicación Xataka, los que son bilingües utilizan más las regiones del cerebro que se dedican al control del lenguaje mientras que los que son monolingües ejercitan más las áreas del órgano que se dedican al lenguaje. Así, los que hablan más de un idioma están tomando decisiones continuamente al seleccionar unas palabras en vez de otras, lo que da como resultado una mayor flexibilidad ante los cambios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento