Salamanca.- Tótem del VIII Centenario de la USAL
Salamanca.- Tótem del VIII Centenario de la USAL EUROPA PRESS

Desde que empezó ha ido marcando los tiempos, tiempos en los que ha habido incluso cambio del equipo rectoral, pues, echando la vista atrás, se puede ver cómo el rector de la inauguración del tótem no es el mismo de ahora.

En ese día, el máximo responsable de la institución fue Daniel Hernández Ruipérez, quien en diciembre de 2017 cedió el testigo al actual dirigente, Ricardo Rivero, y con él también hubo relevo de todo el equipo.

Este hecho, con cambio de responsables institucionales, demuestra que el tiempo va pasando y que cosas han ocurrido desde que se marcaron esos 1.000 días para la efeméride. El último centenar de la cuenta atrás ya se aproxima.

En cuanto a los más de 800 días ya vividos, han servido, por ejemplo, para acoger actos de relevancia internacional como la exposición temporal en Salamanca de Miquel Barceló -primer gran hito cultural del octavo centenario- hasta la celebración de encuentros como el de rectores de 'Universia' o el reciente Congreso Internacional de Americanistas, con más de 4.000 asistentes.

TÓTEM

De nuevo, en referencia a ese tótem conmemorativo, ubicado junto a la estatua de Fray Luis de León, mide cuatro metros de altura, y cuenta con dos pantallas interconectadas que muestran el número de días, horas, minutos y segundos que faltan para el fin de la efeméride.

La instalación, que está construida mediante una estructura tubular de acero laminado, con un peso total de más de 1.500 kilogramos, se diseñó en relación a las proporciones del Patio de Escuelas y la referencia que supone la estatua de Fray Luis de León, de manera que "consigue ser un elemento representativo sin sobrepasar a uno de los elementos emblemáticos del Patio de Escuelas", ya indicó la USAL en su puesta de largo.

ACERO

El revestimiento exterior es de chapa de acero Corten, un material noble que se adecua "perfectamente" a la piedra característica de Salamanca por su textura y color. Además este revestimiento permite su exposición a la intemperie sin que se deteriore y tiene un envejecimiento que mejora con el tiempo.

El monolito incorpora los logotipos de la Universidad de Salamanca y de su VIII Centenario, así como un código 'QR' que dirige a la web de la efeméride y una frase representativa: "Decíamos ayer, diremos mañana", alusiva a la cita que pronunció Fray Luis de León a su regreso a la docencia en el Estudio salmantino tras su encarcelamiento.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.