En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía ha explicado que el varón presentó una denuncia en la que manifestaba que un grupo de cinco jóvenes le propinaron una paliza, sustrayéndole el coche, un teléfono móvil y la cartera.

De esta manera, los agentes iniciaron una investigación y determinaron que el denunciante había simulado un delito de robo con violencia para eludir un presunto delito contra la seguridad del tráfico, ya que horas antes había aparecido el vehículo del que él es el conductor habitual accidentado contra una palmera.

EL HOMBRE RECONOCIÓ LOS HECHOS

Por su parte, el mismo reconoció que había sufrido un accidente con su vehículo y que había tomado cuatro copas de whisky y dos cervezas, admitiendo también haberse inventado el robo con violencia denunciado.

Por todo ello, los funcionarios policiales procedieron a la detención del individuo, como presunto autor de una simulación de delito.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.