La lucha por las candidaturas a las elecciones presidenciales de EE UU en noviembre ya es cosa de cuatro. Las primarias del martes en Florida dejan fuera a Rudy Guiliani, por parte del Partido Republicano, y a John Edwards, en el bando demócrata. La victoria más clara en esta lucha entre precandidatos la obtuvo Hillary Clinton, que se hizo con un 50% de los votos demócratas, frente al 36% de su gran rival, Barack Obama. En la competición republicana los resultados de Florida fortalecieron la posición del senador John McCain, que consiguió el 36% de los votos, frente al 33% de su gran rival, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney.