Las víctimas de los atentados de Cataluña han comparecido en una rueda de prensa para decir que "siguen sucediendo cosas" y que crean la Unidad de Atención y Valoración a Afectados por el Terrorismo (UAVAT) porque sigue habiendo personas con "dolor físico y psicológico" que no reciben la ayuda necesaria.

"Pedimos a aquellos que dicen que trabajan por las víctimas que lo hagan mejor", dijo una de las portavoces. "Tiene que quedar claro que el dolor no tiene plazos", sentenció.

Desde el grupo creen que los afectados merecen "todo el apoyo y toda la solidaridad", porque cuando no todo se reduce a "meros trámites". Esa burocracia, además, consideran que debe ser "más rápida y efectiva".

También han añadido que en la ciudad de Barcelona "no se ha hecho un duelo" por las víctimas, y que la ayuda prestada "apenas ha existido", porque la actualidad se vio tapada por el 'procés'. "No se ha hecho nada, nada", concluyeron.

En este sentido, el coordinador Roberto Manrique pedido a la clase política que el 17 de agosto "hagan una tregua" y que no "utilicen el dolor ajeno para hacer política". Es más, esgrimieron que "si tienen que volver a discutir" lo hagan "a partir del sábado".

En la misma línea, Ana Cortés, que pudo esquivar a la furgoneta del terrorista Younes Abouyaaqoub tras salir del metro en Las Ramblas, frente a la fuente de Canaletes, ha leído también una carta que ha escrito intentando expresar el sentimiento de las víctimas, para mostrar su denuncia por el hecho de que se han sentido abandonadas.

"Ahora que seremos visibles, ahora que todos se acuerdan de nosotros y estamos en boca de todos, es el momento de hablar, porque a partir del 18 de agosto volveremos a ser olvidados y sólo existiremos para nuestras familias y los que han estado 365 días sufriendo a nuestro lado durante un año que ha sido durísimo, de incomprensión", ha expresado.

La mujer, que sobrevivió al sortear a la furgoneta, ha denunciado que ningún partido político se ha interesado durante este año por saber cómo estaban y si necesitaban alguna cosa y ha lamentado que, por el contrario, los políticos se apresuran ahora a tomarse fotos a su lado.

"La única ayuda que recibimos fue de las fuerzas de seguridad, los equipos de emergencias, la Cruz Roja, los Bomberos, el 061, la UAVAT y otras víctimas, que se dejan la piel por nosotros", ha indicado.

"Nos sentimos engañados, abandonados, incomprendidos, tristes, pero muy unidos y con muchas ganas de recuperar nuestras vidas", ha apuntado.