Metro de Nueva York
Línea N del metro de Nueva York, en una imagen de archivo. WIKIMEDIA

El metro de Nueva York ha registrado los últimos días temperaturas de 40 grados centígrados en las andenes de varias de las estaciones más importantes de la ciudad, informaron hoy los medios locales.

Las temperaturas fueron constatadas por la Asociación para el Plan Regional, una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo incrementar la calidad de vida de los ciudadanos y que en la última semana se ha paseado por el transporte público subterráneo de Nueva York para corroborar las quejas recibidas.

La estación de Union Square, detalla el grupo, subía el pasado jueves hasta los 104 grados fahrenheit (40 grados centígrados) a las 13.00 hora local (17.00 GMT), una temperatura que superaba con creces los 30 registrados en la calle.

En la parada de Columbus Circle, situada en una de las esquinas del turístico Central Park, se alcanzaron 101 grados fahrenheit (38,3 grados centígrados) poco antes de las 11.00 hora local (15.00 GMT). Otras grandes estaciones, como Grand Central, Times Square o Herald Square, se encontraban entre los 38 grados centígrados y los 33.

Esa Asociación presentó además varias propuestas para rebajar estas temperaturas a la Autoridad de Transporte Metropolitana (MTA, sus siglas en inglés), encargada de la gestión del metro de Nueva York. Entre ellas, que los trenes activen los frenos frecuentemente o rebajen el aire acondicionado de los vagones para disminuir la cantidad de calor que generan estas máquinas de refrigerado en las propias estaciones.

El portavoz del MTA Sham Tarek apuntó que "la climatización no existía cuando se construyó el metro de Nueva York hace más de cien años, y las unidades de aire acondicionado en los trenes desprenden mucho calor en los túneles y estaciones".

"Trabajamos mucho para reducir retrasos de los trenes para sacar a nuestros clientes de los andenes lo antes posible y que se desplacen en vagones con aire acondicionado", aseveró.

Mientras, el Departamento de Salud de Nueva York emitió este miércoles un aviso por las altas temperaturas que se esperan entre el miércoles y jueves en la ciudad, que superarán los 34 grados, aunque la sensación térmica será mayor debido al elevado grado de humedad.

Además, las autoridades informaron que abrirán lo que denominan "centros refrescantes", conformados por edificios públicos como bibliotecas, centros comunitarios o centros para mayores que cuentan con aire acondicionado y que abren sus puertas a los ciudadanos en una situación de temperaturas extremas. Asimismo, ofrecieron un número de teléfono a los ciudadanos para poder informarse del "centro refrescante" más cercano.