Bomberos de Sevilla
Bomberos de Sevilla AYUNTAMIENTO DE SEVILLA - Archivo

Así se ha expresado el secretario general del SAB en el Ayuntamiento hispalense, Manuel Poó, que se ha referido al descubrimiento que hizo un bombero durante la revisión del material en el cambio de guardia, cuando observó que el equipo de respiración autónoma (ERA), que va instalado a uno de los vehículos de intervención, soltaba un líquido blanquecino "de un olor nauseabundo". "Ese día no estaba en su puesto el jefe del departamento de mantenimiento ni había nadie que se hiciera responsable del mismo", ha criticado.

En concreto, ese día el jefe del parque de bomberos de Pino Montano ordenó la revisión de todos los equipos de respiración de todos los vehículos, comprobándose que desprendían el mismo olor, según Poo.

El jefe del parque intentó ponerse en contacto con el jefe de mantenimiento sin éxito, según el sindicalista, tomando la decisión de vaciar las botellas y llenarlas de nuevo con el compresor del parque, comprobando que este desprendía el mismo olor.

Personándose el jefe de guardia en el parque, esté decidió según Poo retirar todos los ERA y traer otras botellas del Parque central, comprobándose que éstas también están "contaminadas" y decidiéndose entonces dejar inoperativo el parque de Pino Montano "para cualquier intervención en incendios".

Poó ha criticado que se produjera este hecho y ha responsabilizado al Ayuntamiento por ello. "La situación en el Cuerpo de Bomberos de Sevilla es de alto riesgo debido a la incompetencia de su alcalde, Juan Espadas", ha expresado el líder sindical, que ha añadido que las botellas deberían haberse revisado previamente "acorde a lo que dice la normativa, según la instrucción técnica complementaria MIE AP-18".

Así pues, el SAB ha pedido explicaciones al consistorio y ha puesto en conocimiento de estos hechos al departamento de prevención de riesgos laborales del Ayuntamiento.

Para el SAB hay dos circunstancias de gran gravedad derivadas de la pérdida de calidad de los servicios públicos, "una muy evidente es el riesgo de la salud de los trabajadores y la otra la pérdida de servicios esenciales para la ciudadanía". "Es del todo inaceptable dejar sin servicio de Bomberos al barrio de Pino Montano y todo el distrito norte, con una población de más de 70.000 personas, por los recortes e incompetencias del Alcalde de Sevilla".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.