Los policías habían acudido a las 02.40 del día 13 de agosto a la Tejerona,

alertados por un testigo que daba cuenta de que unos jóvenes habían saltado la valla de las instalaciones de un club de fútbol y podrían cometer alguna acción ilícita en su interior.

Una vez en el lugar indicado, los agentes observaron que había un

silla de plástico pegada a uno de los muros que había sido utilizada por estas personas para entrar dentro del recinto. Utilizando la misma silla para encaramarse al muro, observaron que los intrusos estaban manipulando una segadora en el césped del campo de fútbol.

Al identificarse como policías y requerirles su identificación,

los jóvenes

emprendieron la huida, saltando hacia el exterior y corriendo

desperdigados por las calles adyacentes.

Los agentes los persiguen por varias calles a la voz de "¡alto, Policía!" , pero ello hacían caso omiso a los requerimientos policiales y seguían su frenética carrera.

Finalmente tras una larga persecución por varias calles del Llano fueron interceptados, pese a que trataron zafarse y forcejearon con los agentes para impedir su identificación. Fueron detenidos por desobediencia grave. Un tercer joven logró huir, por lo que continúan los trabajos de investigación para

su

plena identificación.

Consulta aquí más noticias de Asturias.