Teófilo Rodríguez, el joven de 34 años y más de 350 kilos que ha estado ingresado durante semanas en el Hospital de Manises (Valencia), recibió este martes el alta hospitalaria y fue trasladado en un camión de mercancías hasta su casa en Turís (Valencia). Sin embargo, no pudo acceder al domicilio de su madre porque la cama en la que le transportaban no cabía por la puerta, de ahí que tuviera que ser instalado en la sala de espera de Pediatría del centro de salud.

Así lo ha señalado su hermana Débora Rodríguez, quien ha indicado con desesperación que no sabe "qué van a hacer con su hermano", ya que no sabe si podrá pasar la noche en el centro de salud, y por ello ha reclamado que vuelva a ser ingresado en el Hospital. Este miércoles, la familia ha confirmado la denuncia contra el Hospital de Manises y la Conselleria de Sanidad.

Teo Rodríguez, que ha permanecido una semana hospitalizado tras sufrir una insuficiencia respiratoria por la que ha necesitado oxígeno, ha sido llevado hasta su población natal en un camión de mercancías, donde lo han subido con la cama en la que ha estado ingresado en el hospital.

Finalmente, ha tenido que ser trasladado en este medio de transporte, porque no había camillas que soportaran su peso, pero no ha podido acceder a casa de su madre porque la cama no cabe por la puerta.

Débora ha denunciado que han intentado bajarlo al polideportivo municipal, pero la familia se ha negado. Al final, lo han llevado hasta el centro de salud, donde ha sido instalado en la sala de espera de Pediatría, pero mientras tanto, ha indicado su hermana, Teo ha estado "con muchos nervios, calor y sin estar asistido por ningún médico".

La familia de Teo se oponía a que el joven fuera dado de alta debido a que asegura que sigue necesitando oxígeno y en su casa de Turís no le podrán seguir curando las llagas que tiene por la espalda.

Consulta aquí más noticias de Valencia.