Qué sembrar en agosto
La jardinería ecológica es una afición que cada vez cuenta con más adeptos. Freepik

La jardinería ecológica es una afición que cada vez cuenta con más adeptos. Ya son muchas las personas que siembran y cosechan en su propio huerto, jardín o incluso en terrazas o ventanas.

El mes de agosto suele ser el segundo mes más caluroso del año por detrás de julio. Las temperaturas son bastante altas, por ello es muy importante que antes de sembrar nada sepamos cuáles son las frutas, verduras y plantas aromáticas que podemos plantar para garantizar un mejor desarrollo.

Las siembras que realicemos habrá que protegerlas del sol directo para que no se quemen o se sequen por falta de humedad. Otro de los peligros al que nos podemos enfrentar es a las tormentas del verano, estas pueden echar a perder toda la cosecha.

Con las altas temperaturas del verano, el ritmo del cultivo es mucho más acelerado y, por tanto, los frutos maduran mucho más rápido. Debido a esto es conveniente revisar el huerto diariamente para que la cosecha no se nos eche a perder.

A la hora de sembrar hay que hacer una distinción entre la siembra en semillero o la siembra al aire libre. Si vamos a sembrar en semillero, en agosto podemos sembrar cebollas, coles o lechugas. En cambio, si vamos a hacerlo al aire libre optaremos por ejemplo por acelgas, borrajas, escarola, lechuga, nabo, coliflor, espinacas o berro.

En las zonas que son más templadas también podemos decantarnos por sembrar patatas para que a finales de octubre o noviembre podamos cosecharlas. Las patatas requieren temperaturas frescas durante el proceso de formación de los tubérculos. Entre 15 y 25°C.

Otra de las opciones por la que nos podemos decantar es por la siembra de plantas aromáticas o medicinales para más adelante condimentar la comida o usarlas como remedios caseros. En cuanto a hierbas o plantas aromáticas que son típicas para sembrar en agosto son el perejil, el perifolio, la salvia y el hinojo.

Si hablamos de agosto la fruta protagonista es la sandía y el melón, pero no es tiempo de sembrar, sino de cosechar.