Agente de la Guardia Civil
Agente de la Guardia Civil EUROPA PRESS - Archivo

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, se trata de un individuo de 39 años y nacionalidad griega que viajaba a Málaga vía Doha, procedente de Suazilandia, un remoto país situado al sur del continente africano. Pretendía continuar su viaje en autobús hasta Barcelona, donde supuestamente tenía el destino final la droga.

Esta persona infundió sospechas a los agentes a su llegada al aeropuerto, al mostrarse nervioso ante las preguntas que estos le formularon sobre los motivos de su viaje, por lo que los guardias civiles le identificaron e inspeccionaron su equipaje.

Al abrir la maleta que portaba, los agentes percibieron un fuerte olor a un característico condimento utilizado en la comida hindú, lo que aumentó sus sospechas ya que en el interior de la misma tan solo había ropa, por lo que decidieron revisar la maleta con detalle ayudados de un escáner.

Durante la inspección de la maleta descubrieron dobles fondos en los que hallaron cuatro planchas impregnadas en curry, con una clara intención de confundir a los perros de los grupos cinológicos policiales en caso de ser inspeccionada.

En el interior de las planchas había una sustancia granulada de color marrón que resultó ser heroína de gran pureza cuando los agentes aplicaron el correspondiente test de drogas y que arrojó un peso total de 5.519 gramos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.