Apio, lechuga, col, acelgas, verdura, hortalizas, supermercado, consumo, IPC
El precio de los alimentos y ocio han tirado hacia abajo el IPC en julio. EUROPA PRESS - Archivo

El índice de precios de consumo (IPC) registró un incremento interanual del 2,2 % en julio, una décima por debajo del aumento de junio, como resultado de la influencia a la baja de alimentos y ocio, mientras que presionaron al alza vivienda y hoteles.

El dato publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma el avanzado el pasado 30 de julio, supone que la inflación suma 23 meses consecutivos en positivo.

Baja los precios de alimentos, cultura y transporte

En términos interanuales, los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas subieron un 1,8 %, siete décimas menos, ante el abaratamiento de la fruta, el pescado y los aceites.

También bajó el precio del ocio y la cultura, un 0,6 %, mientras el transporte, aunque subió un 5,9 %, lo hizo dos décimas menos que el mes anterior por el abaratamiento del transporte aéreo y los carburantes.

Suben la luz y el gas

En cambio, el precio de la vivienda repuntó un 3,7 %, lo que supone un incremento de más de un punto, por el encarecimiento de los suministros energéticos, y el de hoteles, cafés y restaurantes lo hizo un 2 %, tres décimas más, por el servicio de alojamiento.

Una vez eliminados los elementos más volátiles de la cesta de la compra (energía y alimentos frescos), la inflación subyacente se moderó hasta el 0,9 %, una décima menos, con lo que continúa más de un punto por debajo del IPC general.

En cuanto a la evolución mensual, el IPC registró un descenso del 0,7 %, principalmente por la caída de los precios del vestido y el calzado (del 12,6 %), debido a las rebajas de verano, y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, del 0,7 %, por la fruta.

En julio también bajó el precio del menaje -en un 0,8 %, por el abaratamiento de los textiles para el hogar y los muebles- y del transporte -en un 0,2 %, por los carburantes y lubricantes-.

Por el contrario, tuvieron influencia positiva en el IPC el ocio y la cultura, cuyos precios subieron un 1,6 % por los paquetes turísticos; la vivienda, en un 0,9 % por la electricidad y el gas; y los hoteles, cafés y restaurantes, en un 0,6 % por alojamientos y restauración.

Mayor subida, en Castilla-La Mancha

En julio subieron los precios en todas las comunidades autónomas, especialmente en Castilla-La Mancha (2,6 %), Cantabria (2,5 %) y Aragón (2,4 %), mientras que los menores repuntes se registraron en Ceuta (1,3 %) y Canarias (1,6 %).

El índice de precios de consumo armonizado -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro- se situó en junio en el 2,3 %, igual que el mes anterior.

El IPC a impuestos constantes (IPC-IC) se situó en el 2,3 %, una décima por encima del índice general.