Coche patrulla de la Guardia Civil
Coche patrulla de la Guardia Civil. ARCHIVO/GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil  ha detenido a once personas durante el festival de música eléctronica Dreambeach Villaricos, en Cuevas del Almanzora (Almería), y ha tramitado una denuncia por abuso sexual después de que una asistente pusiese en conocimiento de los agentes que había sufrido "tocamientos" mientras bailaba en la noche del viernes.

Según ha indicado la Comandancia en un comunicado, la denuncia interpuesta ha dado lugar al inicio de una investigación por presunto delito de abuso sexual.

Además, se tramitaron un total de 33 denuncias, en su mayoría por "pequeños hurtos", lo que supone que han descendido este tipo de actuaciones con respecto a pasadas ediciones debido a "la mejora de la labor preventiva".

De los arrestos, seis han sido por presuntos delitos contra la salud pública y ha conllevado el decomiso de cocaína, de hachís, de marihuana, de éxtasis, speed, metanfetaminas y farmacos dispuestos para su distribución y venta 'al menudeo'. Las otras cinco detenciones se han debido a otro tipo de delitos que no han sido precisados.

Por otro lado, los controles preventivos de alcoholemia llevados a cabo en los accesos a los festivales, donde los agentes del Subsector de Tráfico han realizado un total de 5.120 pruebas de alcoholemia y de detección de estupefacientes, han dado como resultado 137 positivos de alcoholemia y 218 positivos de estupefacientes.

"Gran cantidad de auxilios"

La Guardia Civil ha destacado, asimismo, la "gran cantidad de auxilios y ayudas prestadas" durante el desarrollo del evento a requerimiento de los participantes, así como la "gran cantidad de auxilios informativos" realizados por los agentes.

En un comunicado, la Comandancia ha destacado que el festival, en cuando al dispositivo de seguridad, "ha supuesto un antes y un después, aumentando tanto los recursos materiales y humanos, como el número de inspecciones, controles de drogas y estupefacientes y vigilancias preventivas, logrando una mayor amplitud en cuanto al dispositivo".

"Todo ello se ha reflejado en una mayor percepción de la cultura de seguridad por parte de los asistentes, que en general han tenido en cuenta el mayor cumplimiento de las normas y han seguido los consejos de seguridad que se han ido difundiendo desde antes del inicio del festival", ha destacado.

Para la Guardia Civil, la consecuencia "clara" de estos factores se ha traducido en que a pesar del aumento de inspecciones y controles, se ha constatado "una disminución del número de infracciones y detenciones".

Consulta aquí más noticias de Almería.