Helados saludables
Libro Helados saludables JACQUI MELVILLE

Tras la búsqueda eterna de helados sanos e igualmente deliciosos, parece que Margie Broadhead, chef profesional y blogueara culinaria, ha encontrado la solución. Su libro Helados saludables cuenta con más de 70 recetas a base de plátano congelado, que después de triturarlo adquiere una consistencia y cremosidad muy parecida a los helados.

Sus recetas no llevan lácteos ni conservantes y aportan una de las cinco raciones de fruta que deberíamos comer al día. Broadhead asegura que no se necesitan grandes habilidades culinarias para preparar sus helados y tampoco tener heladera ni utensilios especiales, ya que los ingredientes se pueden batir con facilidad.

Con algunas recetas más elaboradas que otras pero todas con una pinta estupenda, la autora reconoce que la receta exacta con la que ha ganado algunos premios se mantiene bajo estricto secreto y no aparece en el libro. De entre todas, hemos elegido dos de las propuestas más apetecibles para animar un poco este mes de agosto.

Polos de cereza con cobertura mágica de doble chocolate y vainilla

Ingredientes para 6 polos

Para el helado de cereza

  • 5 plátanos pelados y congelados
  • 125 ml. de leche de coco en lata (fría, sólo la parte espesa)
  • 380 gr. de cerezas

Para la cobertura de chocolate negro

  • 340 gr. de pepitas de chocolate negro
  • 100 gr. de aceite de coco

Para la cobertura mágica de chocolate blanco y vainilla

  • 200 gr. de pepitas de chocolate blanco
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 vaina de vainilla rascada o 2 cucharadas de extracto de vainilla
  • Topping: Frambuesa deshidratada

Para el helado de cereza ponemos los plátanos y la leche de coco en un robot de cocina y batimos hasta que quede suave, rebañando las paredes cada 30 segundos. Añadimos las cerezas y volvemos a batir. Vertemos la crema en moldes de helado y ponemos un palito en cada molde. Llevamos al congelador durante 2-3 horas.

Para la cobertura de chocolate negro, fundimos el chocolate y el aceite de coco al baño María en un cuenco resistente al calor dentro de un cazo con agua. Removemos hasta que el chocolate quede bien fino y reservamos. Preparamos la cobertura de chocolate blanco de la misma forma, añadiendo la vainilla y removiendo hasta que se funda bien.

Cuando los polos se hayan helado, forramos una bandeja con papel sulfurizado. Ponemos los moldes bajo el grifo con agua tibia (no caliente para que no se derritan). Tiramos con firmeza de los palitos y sacamos los polos de los moldes con cuidado. Sumergimos los polos en el chocolate negro fundido (se endurecerá enseguida). Echamos el chocolate blanco fundido por encima con una cuchara y unos trocitos de frambuesa. Colocamos los polos sobre la bandeja y congelamos 30 minutos. Para guardarlos hasta 3 semanas, ponemos papel sulfurizado entre polo y polo y congelamos.

Helado de piña colada

Ingredientes para 1 ración

  • 2 plátanos pelados y congelados
  • 85 gr. de trozos de piña
  • 125 ml. de leche de coco en lata (fría, sólo la parte espesa)
  • 25 gr. de coco deshidratado

Toppings opcionales

  • Piña fresca
  • Granos de granada
  • Rodajas de plátano

Ponemos todos los ingredientes en un robot de cocina y batimos hasta que quede espeso y cremoso, rebañando las paredes cada 30 segundos. Procesamos hasta que la mezcla quede suave y adquiera consistencia de helado cremoso.

Servimos en una piña vaciada y decoramos con fruta fresca y una sombrilla para darle una imagen retro.