El responsable de la clínica veterinaria, Carlos Rosa, ha apuntado en declaraciones a Europa Press que se busca una familia o varias que acojan de forma temporal a los tres animales, que estarán bajo su custodia mientras que se resuelve su situación legal en los tribunales, tras la denuncia presentada por la madre de la propietaria de los animales.

Esta acogida sería un paso previo a la adopción definitiva de los animales, en tanto que el veterinario que actualmente los custodia espera que no tengan que volver a cambiar de hogar y, sobre todo, que no regresen a manos de su dueña, una decisión que en todo caso está en manos de los tribunales y cuya decisión habrá que respetar. "Si se tienen que devolver, habrá que devolverlos", ha señalado al respecto.

En cuanto a esto, Carlos Rosa ha declarado que la dueña, que fue denunciada por infracciones graves a la Ley de protección de los animales de Extremadura, se ha puesto en contacto con la clínica con la "intención" de recuperar a sus mascotas, pero el veterinario ha explicado que ese propósito debe ser manifestado a la Policía Local o al juzgado, pues la clínica "solo los cuida y los trata".

Los animales llegaron a la clínica en malas condiciones de salud tras varios días sin recibir cuidados, de tal forma que presentaban pulgas, reacciones alérgicas y dermatitis por las picaduras, además de estar muy sucios por sus propios excrementos.

Actualmente, los tres están "recuperados" si bien el único de ellos que necesita estar más controlado es el perro yorkshire debido a las alergias que padece.

Por todo ello, Rosa

ha hecho un llamamiento para acoger a estos animales, así como a otras mascotas que están bajo su custodia y que buscan un nuevo hogar.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.