Playa en Canet d'en Berenguer
Playa en Canet d'en Berenguer Google Maps

Un socorrista deberá pagar 46.258 euros a los padres de un hombre ahogado en 2013 en Valencia. El Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia atribuye al vigilante la responsabilidad civil en concurrencia de culpa con la víctima.

El hombre de 35 años falleció en agosto de 2013 en una playa de Canet d'en Berenguer debido a un edema agudo de pulmón, secundario a asfixia tras sumersión según el informe de autopsia. Se adentró en el mar junto a otro hombre, que pudo ser rescatado, cuando ondeaba la bandera amarilla y en el momento del cambio de turno.

El juzgado ve "lagunas" en la forma de proceder del vigilante, ya que en ningún momento les advirtió "personalmente" de los riesgos, una imprudencia calificada como leve. Sin embargo, no puede determinar la omisión de socorro porque no vio a nadie en situación de peligro, algo que el juzgado justifica por la "rapidez de lo sucedido".

La responsabilidad civil directa es de la aseguradora y la subsidiaria de la empresa adjudicataria del servicio. El socorrista queda absuelto de la responsabilidad penal, al haber quedado despenalizada la falta de homicidio por imprudencia leve.

En el proceso había otras cuatro personas acusadas: otra socorrista que accedía al turno posterior, el jefe de la playa y dos personas de la empresa adjudicataria; todos ellos han quedado absueltos de cualquier responsabilidad.

La fiscalía pedía 18 meses de prisión y 200.000 euros de indemnización para todos ellos y la acusación particular tres años y 300.000 euros para la familia.

Consulta aquí más noticias de Valencia.