La princesa Mako, nieta mayor del emperador Akihito
La princesa Mako, nieta mayor del emperador Akihito, en el aeropuerto Internacional de Tokio. Kimimasa Mayama/EFE

La princesa Mako y su prometido, el plebeyo Kei Komuro anunciaron en septiembre del año pasado que se casarían el 4 de noviembre de este año, pero solo cinco meses después se emitió un segundo comunicado posponiendo la boda hasta al menos 2020 debido "a la falta de preparación" de la pareja. "Creemos que hemos apresurado varias cosas, debemos pensar en el matrimonio más profundamente", dijo la nieta mayor del emperador Akihito de Japón.

Ahora, los rumores son mayores tras el anuncio de que Kei Komuro se mudará a Estados Unidos durante tres años para cursar unos estudios de derecho que le permitan acceder al examen para abogado del estado.

Ahora se ha descubierto el motivo del retraso del compromiso, según informa The Guardian, los padres de la princesa Mako, la princesa Kiko y el príncipe Fumihito, le han pedido al novio que resuelva los problemas financieros de su familia antes de casarse.

Al parecer, la madre del novio presenta problemas financieros derivados de un préstamo que recibió de su ex pareja para financiar los estudios de su hijo y que todavía no le habría devuelto. Debido a los rumores, la casa imperial japonesa decidió retrasar la boda hasta que la madre de Kei Komuro pagara sus deudas.

Fuentes cercanas a la pareja afirman que los futuros novios están en contacto regular y la ceremonia sigue en pie. La princesa Mako perderá la realeza cuanso se case con el plebeyo, Kei Komuro, un asistente legal que conoció en la universidad.