CSIF ha advertido de que Galicia "corre el riesgo" de ser la "única" comunidad autónoma en la que sus empleados públicos se queden "al margen" de la recuperación salarial y de derechos incluidos en el segundo plan de estabilidad de empleo en los servicios públicos firmado por este sindicato y CC.OO. y UGT con el Gobierno de Mariano Rajoy.

En un comunicado, el sindicato ha explicado que, pese a este acuerdo, el Gobierno de Feijóo "se niega en rotundo a rebajar la jornada de 35 horas", que ya aplican Andalucía y Extremadura, y a "permitir la conciliación familiar con jornada continua" para el cuidado de hijos menores de 12 años y discapacitados.

Asimismo, ha apuntado que la cuestión "más importante" en materia de derechos laborales, eliminar los descuentos en la nómina con los que se penaliza a los empleados públicos en caso de enfermedad, "acaba de ser saboteada por la Xunta".

Al respecto, ha asegurado que el Gobierno gallego ha hecho "depender" este acuerdo marco, que beneficiaría a la totalidad de los 87.000 trabajadores de la Xunta, de que los sindicatos "validen un nefasto sistema de carrera profesional" que afectaría solo a 7.600 funcionarios, los de la Administración Xeral de la Xunta -aquellos que dependen directamente de la Consellería de Facenda-.

Ante esta situación, CSIF ha asegurado que el Ejecutivo autonómico "intenta chantajear a los sindicatos" para que "acepten un acuerdo sectorial que no está incluido en el plan de mejora del empleo público", a cambio de "recuperar parte de los derechos laborales suspendidos durante la crisis".

Así, la Xunta, "conocedora de que este sistema de carrera profesional no será aceptado por los sindicatos por ser lesivo para los intereses de los funcionarios" y "por dejar fuera" al personal laboral, "anula la posibilidad real de negociar la más importante cláusula de mejora".

"FRAUDE" DE NEGOCIACIÓN

En concreto, tal y como ha asegurado CSIF, esta actitud "no solo es un chantaje a todos los empleados públicos, sino un premeditado fraude de la negociación".

En este sentido, ha acusado también a la Xunta de "haber intentado cerrar en pleno mes de agosto esta negociación", en un "mes prácticamente inhábil" para la Administración, "evitando así que los sindicatos pudiesen recabar la opinión de los trabajadores".

Finalmente, CSIF ha recordado que, en sectores como sanidad, educación y justicia, los acuerdos fueron abordados "al margen" del acuerdo general de mejora del empleo público, y firmados en las mesas sectoriales de negociación, tal y como debería hacerse ahora con el sistema de carrera profesional de la Administración general.

Sin embargo, ha apuntado que estos acuerdos ya firmados, en los que las mejoras salariales se financian de acuerdo con los fondos adicionales contemplados en el plan de mejora del empleo público -en Galicia asciende al 0,3%-, corren el "riesgo de quedarse sin efecto", ya que "de no aprobarse el acuerdo general podrían no aplicarse".

Por ello, CSIF ha reclamado a la Xunta una "negociación por separado" y "respeto" a los empleados públicos, ya que, "si fue la primera comunidad en recortar condiciones salariales y derechos con la excusa de la crisis, ahora debe ser de las primeras en la recuperación de estas condiciones y derechos cuando ya no existen excusas".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.