El alcalde de Reus (Tarragona), Carles Pellicer, ha anunciado este viernes que presentará dos denuncias contra el grupo de personas -en el que había dos concejales de Cs- que la mañana de este viernes han retirado una pancarta que colgaba del Ayuntamiento y que reclamaba la libertad de los políticos independentistas presos.

Pellicer ha explicado que la primera denuncia será para poner de manifiesto los hechos que ha sufrido el Ayuntamiento, mientras que la segunda será por unas amenazas recibidas por el alcalde, han informado fuentes municipales a Europa Press.

Además, a nivel institucional, el consistorio presentará una doble petición a la Comisión Informativa de Transparencia para que revise la actitud de los dos concejales de Cs y de la trabajadora del grupo que también ha participado en el acto.

El alcalde ha condenado la actitud de Cs, que ha calificado de impropia de unos cargos electos, y se lo ha trasladado al portavoz del grupo municipal, con quien ha hablado instantes después de que el grupo de personas arrancara la pancarta del consistorio con una escalera.

El primer edil ha responsabilizado a Cs de provocar una fractura social y enfrentamientos entre la ciudadanía y ha hecho un llamamiento a las autoridades y a la policía para velar por la convivencia.

"Es el partido de la fractura social, y como no la hay, son ellos los que la provocan", ha aseverado, y ha acusado a Cs de liderar grupos de provocación, por lo que ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a no responder e ignorar sus provocaciones.

CS CRITICA AL ALCALDE

En un comunicado este viernes, Cs ha explicado que ha retirado la pancarta colgada de la fachada del Ayuntamiento para dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que insta a garantizar la neutralidad y el respeto a la pluralidad de los ciudadanos.

El partido asegura que la actividad se ha desarrollado sin violencia, pero que el alcalde se ha dirigido a los presentes de Cs y les ha increpado.

"Esta es una acción reivindicativa más que forma parte de la campaña de Cs de retirada de la simbología partidista en los espacios públicos y bajo el lema '#SonDeTodos'", ha señalado.

El partido naranja ha explicado que los concejales de Cs quisieron mostrar su rechazo "al comportamiento del Gobierno separatista" y por eso no asistieron al pregón de la fiesta mayor de Sant Pere.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.