Carga policial contra los estudiantes que han saboteado un acto en la UPV

  • Entran por la fuerza en el claustro de profesores, en el campus de Leioa.
  • Protestan contra la aprobación de un listado de infracciones, por el que se podrá expulsar a los alumnos.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO
Un guardia de seguridad privado golpea a un estudiante de la UPV (Foto: Efe).
Un guardia de seguridad privado golpea a un estudiante de la UPV (Foto: Efe).
Luis Tejido / Efe

La Ertzaintza ha cargado esta mañana contra un grupo de estudiantes que ha intentado sabotear el claustro de profesores de la UPV celebrado en el Aula Magna de la universidad en el campus de Leioa.

La treintena de jóvenes, convocados por el sindicato estudiantil Ikasle Abertzaleak, han entrado a tropel en el Aula Magna tras romper un cristal para protestar por la medida propuesta por la dirección de la Universidad para crear un listado de infracciones y sanciones disciplinarias.

Esta medida conllevará la expulsión para los alumnos que saboteen este tipo de actos . Esta iniciativa se iba aprobar en diciembre, pero, precisamente, el claustro se tuvo que suspender debido al sabotaje de los alumnos, que consideran que la lista se aprueba en contra del apoyo del alumnado. Los profesores reunidos en el claustro han dado el visto bueno a esta lista, que tendrá que aprobarse en el Consejo de Gobierno de la UPV y en el Parlamento Vasco.

Las protestas comenzaron cuando seis estudiantes presentes en el claustro de profesores se levantaron y gritaron soflamas contra la dirección de la UPV. Le acusan de no respetar la voz del estudiante. Ante la imposibilidad de seguir con el acto, el rector, Juan Ignacio Pérez, decidió hacer un receso de 15 minutos.

Los guardias de seguridad de la Universidad desalojaron a estos alumnos por la fuerza, entre forcejeos, gritos y caras estupefactas de los profesores universitarios. Incluso un joven se encadenó a la butaca.

Entonces, aprovechando que un gran número de efectivos de guardias jurados estaban dentro del auditorio, una treintena de estudiantes concentrados a las afueras del Aula Magna irumpieron por la fuerza. Empujaron a los guardas, y tomaron el auditorio. En la refriega, un cristal del edificio se hizo añicos.

En ese momento se vivieron momentos de gran tensión. Los vigilantes comenzaron a cargar con patadas, agarrones y porrazos contra los chavales. Algunos profesores como la ex concejala del Ayuntamiento de Bilbao, Arantxa Urkaregi, trataron de evitar que golpearan a los alumnos.

Los jóvenes salieron finalmente a las afueras del edificio por la fuerza. Allí siguió habiendo enfrentamientos físicos y verbales entre guardas y alumnos.

Entonces, llegaron una veintena de ertzainas anti-disturbios, conocidos como beltzas. Los jóvenes huyeron a la carrera y se esparcieron por el campus. Los agentes de la Ertzaintza llegaron a empujar a algún joven, aunque los manifestantes apenas opusieron resistencia.

Todo terminó ahí, aunque la Ertzaintza se mantuvo en el campus para evitar nuevas concentraciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento