Retiran material pirotécnico de una finca ourensana
Retiran material pirotécnico de una finca ourensana REMITIDA

La Policía Nacional ha retirado varias cajas de material pirotécnico de una finca de la ciudad de Ourense después de las explosiones que se registraron el pasado miércoles.

El propietario del galpón manifestó que almacenaba varias cajas de petardos de distintas clases y categorías de la época en la que se dedicaba a su venta y que a día de hoy no posee permiso o autorización para el almacenamiento de este tipo de material. Quedó en calidad de investigado y continúan las gestiones tendentes a la averiguación de la procedencia.

Los artefactos pirotécnicos son 2.424 unidades de truenos, 144 cajas de granadas de humo blanco, 35 unidades de tracas sueltas, cuatro cajas de 12 estuches de misiles, 22 cajas de granadas, 167 cajas de 10 unidades de truenos 'Siempre', 18 unidades de 'Tubo Águila', 11 cajas de 144 unidades de voladores, 32 cajas de 36 unidades de 'Correcamas' y siete kilogramos de petardos tipo traca en cajas de 20 unidades.

Los hechos sucedieron en la madrugada de ese día 8 de agosto, cuando los policías recibieron comunicación de varias explosiones dentro de una finca. Creían que se podía haber iniciado un incendio, según apuntan.

SOBRECALENTAMIENTO DE UN ARCÓN FRIGORÍFICO

Agentes de atención ciudadana de la comisaría provincial de Ourense detectaron un fuerte olor a pólvora quemada y hallaron el lugar de las explosiones en una finca, en la cual se encontraba un hombre con una manguera doméstica intentando sofocarlas. Este varón manifestó que se había puesto en contacto con el propietario de la finca.

Los agentes de policía actuantes iniciaron el protocolo de actuación, acordonando la zona a efectos de seguridad e informaron del hallazgo al Grupo de Desactivación de Explosivos y NRBQ de la Brigada Local de Información de Vigo (Pontevedra) a los efectos de análisis e incautación.

También dio cuenta de lo ocurrido a la Brigada provincial de Policía Científica de esta comisaría para practicar la pertinente Inspección Ocular Técnico Policial en el lugar de la explosión, junto con los funcionarios del Grupo de desactivación de Explosivos desplazados a esta ciudad y el Cuerpo de Bomberos de Ourense.

El incidente se debió, según indica la Policía, al sobrecalentamiento del compresor de un arcón frigorífico que se encontraba situado al lado del material pirotécnico.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.