Central térmica de Andorra
Central térmica de Andorra Europa Press - Archivo

CCOO ha explicado en una nota de prensa que Maessa es la empresa que realiza las labores de mantenimiento y reparación en la Central Térmica de Andorra (Teruel) y el pasado mes de abril tres de sus trabajadores fueron despedidos tras presentarse a las elecciones sindicales en la candidatura de CCOO alegando disminución de los trabajos de su profesión y categoría para la obra o servicios para los que fueron contratados.

Para el sindicato, la "verdadera razón" fue presentarse bajo las siglas de su organización por lo que planteó ante los tribunales la nulidad de su despido, ha señalado en una nota de prensa.

Ahora, el Tribunal de lo Social de Teruel reconoce que "existen indicios de represalia contra los trabajadores" y condena a la empresa al declarar los despidos como improcedentes, dando la opción de que sean readmitidos en sus puestos de trabajo o despedidos e indemnizados.

Sin embargo, para CCOO, "la única victoria posible era la readmisión" declarando los despidos como "nulos". Por su parte, desde la Unión Comarcal de CCOO Bajo Aragón Histórico, Andorra y Cuencas Mineras han lamentado que no sea así después de "90 días de lucha, de reivindicación y de resistencia, con la esperanza puesta en los derechos de toda la plantilla de Maessa".

Desde esta unión comarcal han criticado que la sentencia "no se atreve a condenar a Maessa" a pesar de reconocer como hechos probados que se han vulnerado los derechos de los trabajadores y que la fiscalía considera probada la vulneración de la libertad sindical.

"Las conclusiones de la fiscalía en la sentencia son demoledoras, la propia juez reconoce que existen indicios de represalia contra los trabajadores, pero no hay condena", han expuesto, para anunciar que van a seguir "enfrente para defender la dignidad de esa plantilla que ha sabido mantener el apoyo a sus compañeros despedidos".

Consulta aquí más noticias de Teruel.