El mar Mediterráneo alcanza los 30ºC por la ola de calor
El mar Mediterráneo alcanza los 30ºC por la ola de calor AEMET

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que no obstante estos datos son mediciones del agua superficial realizadas por satélites y añade que cuando llegan vientos que remueven el agua o que forman tormentas sobre el mar, estas aguas cálidas se enfrían rápidamente y recuperan sus temperaturas habituales.

En este caso, ha confirmado de que el calentamiento de la temperatura del agua del mar superficial en el Cantábrico oriental y en el Mediterráneo, se ha debido a la ola de calor en la Península asociada a una fuerte insolación y a la estabilidad atmosférica, lo que ha provocado el "rápido calentamiento".

Sin embargo, parece que en este 2018 los días de temperaturas máximas en el agua del mar, sobre todo en el Mediterráneo, se han adelantado, ya que estos valores suelen alcanzarse a mediados del mes y también ha destacado que "cada vez es más frecuente" que la capa superficial del mar esté "más cálida de lo normal" de acuerdo con las mismas anomalías de la temperatura del aire.

"Varios estudios han constatado el aumento de la temperatura del Mediterráneo en los últimos años", ha incidido Del Campo.

De hecho, se ha referido al Quinto Informe del Panel de Expertos de Cambio Climático de la ONU, que advierte de que los océanos están absorbiendo la mayor parte de la energía suplementaria que está incorporando al sistema climático.

En concreto, ha destacado que en la superficie, la temperatura del agua del mar está subiendo una media de una décima de grado (0,1ºC) cada década y estima que el nivel medio del mar a nivel global ha crecido 0,19 metros en entre 1901 y 2010.

Asimismo, ha agregado que varios estudios para el Mediterráneo, como el publicado en 'Pure and Applied Geophysics' ha constatado que entre 1982 y 2016, es decir en casi los últimos 35 años, ha subido más de un grado centígrado la temperatura del agua superficial y en áreas más concretas en el Mediterráneo y Baleares se ha calentado "incluso algo más, entre 1,2 y 1,5ºC".

Si bien, en contra de la creencia popular, un mar "demasiado cálido" no tiene por qué desembocar "necesariamente" en episodios de lluvias torrenciales.

Los episodios que se generan en las en las comunidades mediterráneas en otoño obedecen fundamentalmente a factores atmosféricos (como por ejemplo la llegada de una DANA o "gota fría" al sur peninsular) y sin su ocurrencia difícilmente se producen las lluvias.

Finalmente, el jefe de climatología de la delegación de la AEMET en la Comunidad Valenciana, José Ángel Núñez Mora, el Mediterráneo ha alcanzado a temperaturas cercanas a 30 grados centígrados a comienzos de agosto de 2017 y el otoño de ese mismo año fue extremadamente seco en la Comunidad Valenciana. "La situación de 2017 (mar anormalmente cálido en verano sin lluvias torrenciales en otoño), es un esquema que se repite con frecuencia", concluye.

Consulta aquí más noticias de Murcia.