Los hechos se produjeron poco antes de las cuatro de la tarde de este pasado miércoles, cuando una llamada al 092 alertó de una fuerte discusión en un domicilio de Salburua, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

La patrulla que se dirigió a la zona escuchó fuertes gritos y el llanto de una mujer en el interior de una vivienda, aunque cuando los agentes llamaron a la puerta, todo quedó en silencio, por lo que tuvieron que insistir hasta que un varón les abrió.

Mientras unos policías se entrevistaban con él hombre, una agente hizo lo propio con la mujer, a la que encontró escondida y agazapada en una habitación, llorando muy asustada. Además, presentaba marcas de haber sido agredida en la cara y el cuello.

La víctima reconoció que había tenido una discusión con su pareja y que este la había pegado. Además, afirmó que no era la primera vez que sufría malos tratos.

En vista de los hechos y, tras escuchar a ambas partes, los agentes detuvieron al varón. La mujer fue atendida por los servicios de emergencia en su domicilio.

Consulta aquí más noticias de Álava.