Alfredo García, Ángeles Vázquez y Pablo Arbones
Alfredo García, Ángeles Vázquez y Pablo Arbones XUNTA

La Xunta y la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) han sellado este jueves el acuerdo por el que la empresa pública Seaga se encargará de limpiar unas 16.000 hectáreas de franjas secundarias, aquellas situadas en 50 metros alrededor de viviendas y núcleos de población.

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez; el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alfredo García; y el gerente de Seaga, Pablo Arbones, han firmado este acuerdo en el edificio administrativo de San Caetano.

De este modo, Ángeles Vázquez ha valorado que este es un convenio "pionero en Europa" para la puesta en marcha de "un sistema público de gestión de biomasa", que busca ayudar a los municipios que reclamaban apoyo para estas tareas "desde hace muchísimo tiempo". Y es que la Administración autonómica se muestra "consciente" de "las dificultades" existentes.

Aquí, recuerda que es "obligación del propietario" tener sus fincas limpias, pero este convenio nace para la colaboración entre administraciones para ejecutar limpiezas de carácter subsidiario, con prioridad en las zonas de riesgo de incendio -aquellas que sufrieron una Situación 2 en la última década o cuentan con parroquias de alta actividad incendiaria (PAAI)-.

Sobre este extremo, Alfredo García ha dejado claro que los ayuntamientos "no podían" afrontar "solos" estos trabajos, por lo que ha agradecido la colaboración.

UN MES PARA ADHERIRSE

Ahora falta que el convenio sea publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG). Tras ello, los municipios tendrán un mes para adherirse voluntariamente -condición 'sine qua non' para que un propietario pueda pedir que limpien su finca a 350 euros la hectárea-, que serán posteriormente los encargados de informar a los interesados en los trámites.

Por ello, los trabajos sobre el terreno -para desbrozar, eliminar pinos, eucaliptos y acacias- no comenzarán hasta septiembre -mes en el que termina el periodo de alto riesgo de incendio, aunque se prevé prolongar en octubre-, después de que haya llevado meses "encajar todo" a nivel técnico y jurídico, según ha indicado Ángeles Vázquez.

Con todo, el presidente de la Fegamp, Alfredo García, ha avanzado que la próxima semana habrá una nueva reunión con la Xunta para progresar en este acuerdo, y que en "15-30 días" desde entonces esté todo listo para comenzar los trabajos.

La rúbrica de este convenio forma parte de los compromisos adquiridos después de la ola de incendios del pasado octubre, en la que murieron cuatro personas y ardieron unas 50.000 hectáreas. Legalmente, el Gobierno gallego estableció el 31 de mayo de cada año para que estas franjas estuvieran limpias.

CONVENIO

Así, tal y como se avanzó en el último Consello de la Xunta, la Xunta invertirá 28 millones de euros hasta 2021 -este año serán 6 millones-, que permitirá actuar durante cuatro años en unas 16.000 hectáreas. La Fegamp pondrá 2,5 millones con cargo al fondo de cooperación local, con lo cual serán unos 10 millones cada año a este fin.

Este convenio busca tanto delimitar las franjas que se encuentran en riesgo como gestionar la biomasa. Los trabajos se enfocarán tanto en los terrenos abandonados como en aquellos de particulares que se adhieran a un contrato de gestión de biomasa, que abonarán una tarifa uniforme fijada por hectárea de 350 euros.

En el caso de que se actúe en los terrenos en los que el propietario hace caso omiso a sus obligaciones, se ejecutará la limpieza y se imputará sobre el dueño de la finca tanto el coste íntegro como una multa.

En el supuesto de que se hagan trabajos en una finca de propietario desconocido, la administración se quedará con ella si el gasto de las tareas superan el valor catastral, con el fin de destinarla al banco de tierras o necesidades de los municipios.

Para facilitar estas tareas, además, la Xunta pondrá en marcha un visor web de acceso público que contendrá las franjas secundarias en el más del centenar de ayuntamientos con planes generales de ordenación municipal adaptados a la ley de ordenación urbanística. Por su parte, "se está trabajando" para la identificación en aquellos ayuntamientos que no cuentan con estos instrumentos, explica la conselleira.

BALANCE DE LA CAMPAÑA

Sobre el balance de lo que va de campaña de alto riesgo de incendios, Ángeles Vázquez ha explicado que "nunca se puede cantar victoria", en un año en el que por ahora hay menos incendios que otros ejercicios, ya que mientras "haya un solo conato" e "intencionalidad" hay riesgo.

Por el momento no cuenta con sanciones cuantificadas, aunque "creció" el número de notificaciones por incumplimientos, si bien valora que este año se han hecho más limpiezas por parte de propietarios que nunca.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.