El conseller Damià Calvet
El conseller Damià Calvet EUROPA PRESS

En declaraciones a Europa Press, Calvet ha afirmado: "Creemos que los planeamientos de los ayuntamientos son correctos y cuando nos lleguen pondremos nuestra dosis de comprobación de legalidad urbanística".

El conseller reacciona así después de que el sábado se constituyera la plataforma SOS Costa Brava, que quiere proteger el territorio de 21 planes urbanísticos y que alerta a los ayuntamientos del litoral de Girona y a la Generaliat de los graves impactos acumulativos, tanto ambientales como paisajísticos, que pueden comportar estos planes.

La asociación asegura que la Costa Brava ha traspasado los límites de carga del territorio, por lo que se encuentra, a su parecer, en una situación de riesgo en relación a impactos ambientales; solicita a todos los municipios de la zona constituir un fondo para adquirir terrenos con valores naturales y paisajísticos, y pide a la Generalitat y al Parlament construir un Conservatorio del Litoral, entre otras medidas.

El conseller ha defendido que ya ha habido una reducción importante de suelo urbanizable, apostando por más espacios libres y equipamientos: "Es legítimo que cualquier persona o entidad expresen su opinión, pero a partir de aquí declarar que estamos muy seguros de la política urbanística de la Generalitat, que preserva el territorio y que en los últimos años ha llevado a cabo medidas que desclasifican el suelo".

El conseller ha insistido en que la Generalitat recibe todos los proyectos para su aprobación definitiva: "Tenemos que saber diferenciar los expedientes. Los que jurídicamente plantean temas que se ajustan a la legalidad urbanística los tenemos que aprobar y siempre y cuando estén justificados".

Ha recordado que hay suelos urbanos que sólo requieren la licencia del ayuntamiento en cuestión: "Sólo tenemos que ver si la licencia se ha otorgado bien o iniciar contencioso en caso de que no sea así".

Consulta aquí más noticias de Girona.