Instalación de nuevo alumbrado público
Instalación de nuevo alumbrado público AYUNTAMIENTO

De esta manera, el Ayuntamiento de Camargo sustituye un alumbrado público que había quedado obsoleto por una iluminación más sostenible, moderna, eficiente, inteligente y de futuro que será menos contaminante y con menor coste para el municipio.

Las tareas comenzaron el pasado lunes y están consistiendo en la retirada de las antiguas lámparas de vapor de sodio de los 6.067 puntos de luz existentes en el Valle y su sustitución por nuevos dispositivos de tecnología led, lo que se traducirá ya el primer año en un ahorro para las arcas municipales que rondará los 500.000 euros en gasto directo.

Bolado ha destacado la trascendencia de estos trabajos que van a poner a Camargo "a la vanguardia en la gestión del alumbrado público" y que van a permitir "mejorar la calidad de la iluminación de la que disfruten los vecinos con el consiguiente incremento de la seguridad, eliminar completamente la contaminación lumínica de todo el municipio, así como alcanzar un ahorro en la factura de la luz muy importante".

Los representantes municipales han subrayado además que el ahorro cercano al medio millón de euros que se va a conseguir con la implantación de esta nueva tecnología, va a hacer que el Ayuntamiento "podrá disponer de esa cantidad de dinero que hasta ahora se destinaba a pagar la factura de la luz, para destinarlo a otras iniciativas que tenemos en estudio, que estarán igualmente encaminadas a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos".

Junto con el cambio de las luminarias, también se está procediendo a la instalación de sistemas inteligentes de telegestión energética en los cuadros, de cara a poder monitorizar las instalaciones en tiempo real, y se está llevando a cabo la instalación de sistemas de gestión punto a punto que permitirán regular la intensidad lumínica de manera individualizada, de cara a una mayor eficiencia.

Los trabajos se llevarán a cabo a lo largo de los próximos seis meses por todo el municipio. Actualmente se están desarrollando en los polígonos de Raos y Cros, las calles Gutiérrez Solana, Julio de Pablo y Rufino Ruiz Ceballos, mientras que en los próximos días se entrará de lleno en el casco urbano y en las vías principales como la Avenida de Bilbao o la Avenida de Santander.

Estas labores se están efectuando de manera progresiva por cuadrantes, para evitar que las zonas se queden sin iluminación durante el cambio de las antiguas lámparas a los nuevos sistemas led, ha informado el Ayuntamiento de Camargo en nota de prensa.

La empresa Sitelec resultó adjudicataria hace unos meses del contrato de mantenimiento del alumbrado en el municipio por 20 años, de tal manera que además de las labores de implantación de este nuevo alumbrado inteligente, también es la encargada de la gestión de las instalaciones eléctricas municipales, de la red semafórica, de las instalaciones provisionales de alumbrados en fiestas y ferias, y de la instalación del alumbrado navideño.

Precisamente, a este respecto, Lavín ha avanzado que en las próximas semanas se reunirá con la empresa y el concejal de Servicio Públicos para determinar los elementos que adornarán las calles del municipio durante el próximo periodo navideño ya que "este año está prevista la inclusión de nuevos elementos decorativos durante las fiestas de Navidad para engalanar las calles mediante la colocación de novedosos motivos ornamentales".

SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL

Los trabajos que se están llevando a cabo actualmente para sustituir las luminarias a través de la instalación de los dispositivos led más sostenibles y eficientes conseguirán reducir en 2.000 toneladas la cantidad de CO2 vertido a la atmósfera, lo que equivale a plantar más de 40.000 árboles.

Una vez finalizados estos trabajos en exterior, también se procederá al cambio de la iluminación por lámparas de tecnología led en aquellos edificios que registren un mayor consumo, de cara a conseguir así una gestión de todas las instalaciones eléctricas del municipio sin riesgo y con garantía de ahorro asegurado.

Además, gracias a las medidas de ahorro y eficiencia energética que se están implantando el compromiso de consumo máximo es de 816.016 Kwh. al año y, en caso de que se produjera un incremento en ese consumo, sería la empresa adjudicataria la encargada de asumir ese sobrecosto y no el Ayuntamiento, de tal manera que el ahorro para las arcas municipales queda siempre garantizado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.