El delegado territorial de Medio Ambiente, Ángel Acuña, en Arcos
El delegado territorial de Medio Ambiente, Ángel Acuña, en Arcos JUNTA

En un comunicado, Acuña ha explicado que los trabajos se iniciaron en febrero de este año y supondrán una inversión de 4,1 millones de euros y la generación de 91 puestos de trabajo, 81 de ellos en la fase de ejecución de obra y diez en la de mantenimiento y explotación. También ha detallado que a estas alturas la obra civil está finalizada y se han comenzado ya las tareas del montaje de los equipos y cuadros eléctricos de la nueva depuradora.

El delegado ha apuntado que la obra acumuló algunos meses de retraso tras la finalización de la obra civil a la espera de que se pudiera iniciar el montaje de equipamiento, y que una vez subsanadas las dificultades el objetivo es que a finales de este año pueda iniciarse el periodo de seis meses de prueba de la instalación.

Asimismo, Acuña ha recordado que con esta actuación, declarada de Interés de la Comunidad Autónoma y con cargo al Canon de Mejora de Infraestructuras Hidráulicas, la Junta continúa su proceso para completar el mapa de saneamiento de las aguas residuales en la provincia y cumplir con los objetivos medioambientales que estable la Directiva Comunitaria en esta materia.

LAS OBRAS EN ARCOS

Desde 1992 este municipio gaditano dispone de una EDAR con un sistema de depuración mediante fangos activados con aireación prolongada, sistema que requería una mejora, ya que el Embalse de Arcos se declaró zona sensible en 2005, una medida que afectaba a la aglomeración de la localidad arcense al disponer de más de 10.000 habitantes.

En este sentido, los trabajos que se van a llevar a cabo permitirán la eliminación de fósforo y nitrógeno para dar cumplimiento a los condicionantes establecidos por la normativa europea para zonas sensibles, así como ampliar la capacidad de tratamiento de la depuradora con el fin de dar servicio a los habitantes de este municipio y del Santiscal, garantizando el tratamiento de los vertidos si se incrementa la población en el futuro.

El sistema de depuración que se implantará en las nuevas instalaciones será de biomasa fija sobre lecho móvil, el cual permitirá aprovechar el reactor actual como el digestor, realizando algunas adecuaciones. También se aumentará la capacidad de pretratamiento con mejora del desbaste (rejas y tamices automáticos en los dos canales actuales) y un nuevo desarenador-desengrador.

Las nuevas instalaciones se están construyendo en la misma parcela donde se encuentra la EDAR existente, manteniendo los actuales colectores de llegada y el digestor. Las obras contemplan también la ejecución de la urbanización y jardinería de la planta depuradora, así como las correspondientes conexiones a sistemas generales (electricidad, abastecimiento y telefonía).

Según el acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento, la Consejería se encarga de la construcción y financiación de estas infraestructuras, que serán entregadas al Ayuntamiento para su explotación y adecuado mantenimiento. La corporación local ha puesto a disposición de la Junta los terrenos en los que se ubicará la depuradora, además de facilitar las licencias, autorizaciones y permisos necesarios para su ejecución.

OBRAS PROGRAMADAS EN LA PROVINCIA

De otra parte, Acuña ha señalado que, además de la EDAR de Arcos, en materia de saneamiento y depuración en los últimos meses en la provincia se ha finalizado la obra de la depuradora de Tarifa, y se están ejecutando obras en otras como Villamartín, que está casi a punto de finalizar y que en unos días comienza el periodo de pruebas.

Por otro lado, ha apuntado que se encuentran en distintas fases de su tramitación proyectos para depuradoras en Puerto Real, Chiclana, San José del Valle, Grazalema, Setenil, Jerez de la Frontera, Trebujena y Jédula. En concreto, sobre la depuradora de Jédula, el delegado ha informado que el proyecto está en fase de redacción.

De igual modo, el delegado de Medio Ambiente ha afirmado que "hay que recordar el protocolo suscrito hace un año entre la Junta de Andalucía y el Ministerio para el cumplimiento de la directiva europea sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas".

Este acuerdo, en el que se contemplan algunas obras de la provincia de Cádiz, como las de la EDAR de Sanlúcar de Barrameda o la de Barbate, contempla una inversión total de 791 millones de euros para 149 actuaciones, de los que el Estado aportará 231 millones procedentes de los fondos comunitarios Feder y la Junta 561 millones, de los que el 90 por ciento corresponden al canon de mejora autonómico y el diez por ciento de fondos Feder.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.