Tras ello, se enviará a la localidad tinerfeña lo recaudado, junto a los donativos que se hagan directamente en la cuenta de la cofradía que aparece al reverso de la estampa que se entregará a los peregrinos y romeros, poniendo como concepto "Almáciga" o "Tenerife", "sin contar con otras iniciativas que pueda tener la cofradía con el mismo fin", según han informado este miércoles en rueda de prensa.

La cofradía espera alcanzar la cifra de 10.000 euros en donativos para enviar a Almáciga este año, que se unirán así a los 11.000 que envió en 2017 a la parroquia de Almáciga, que gestiona las obras.

La Cofradía de Begoña cuenta ya con casi 3.000 euros provenientes de los dos conciertos extraordinarios que ofreció en los días 6 y 7 de abril, la semana de Pascua, la coral californiana Mater Dei Choral Artists, uno en el Teatro Campos, en colaboración con la coral bilbaína Ars Viva, y otro en el propio Santuario de Begoña.

La coral estadounidense, de 120 voces blancas de entre 16 y 18 años, ofreció donar para el templo todo lo que se recaudase, que ascendió hasta 1.870 euros, a los que hay que añadir un donativo transferido de 1.128 euros desde los Estados Unidos.

La intención de la Cofradía de Begoña es que esta segunda campaña sea la última, pues su objetivo es conseguir la finalización de las obras del templo para que se pueda celebrar la primera misa, previa su solemne bendición, el 29 de abril de 2019.

Ese día se cumplirán 70 años del hallazgo en la playa de Almáciga por el matrimonio de Eusebio Sosa y Benita Izquierdo, de la botella lanzada por un grupo de peregrinos bilbaínos que iban a Santiago, conteniendo en su interior un documento firmado por todos y cinco estampas de la Virgen de Begoña.

Como cada año, la Cofradía de Begoña edita una estampa nueva de la Virgen de Begoña para repartir el 15 de agosto y el 11 de octubre. Sin embargo, dado que el proyecto sigue en curso, este año las 30.000 unidades volverán a reproducir la misma lámina con la Virgen de Begoña enviada desde Bilbao a Almáciga en 1949, propiedad de Begoña Izquierdo Sosa, nieta del matrimonio que encontró la botella.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.