Presentación resultados ONCE C-LM 2017
Presentación resultados ONCE C-LM 2017 ONCE

La ONCE cerró el pasado 2017 con un total de 2.756 trabajadores contratados en Castilla-La Mancha y unas ventas superiores a los 65,8 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,16% respecto a 2016.

Así lo han destacado en rueda de prensa el delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, Carlos Javier Hernández, y el presidente del Consejo Territorial, José Martínez Martínez, durante la presentación de los datos de la actividad económica y social del Grupo Social ONCE.

Hernández ha destacado que la ONCE -con más de 70.000 trabajadores en todo el país- es la cuarta empleadora del país en cómputos generales de trabajadores, lo que supone una "carta de presentación magnífica" de la que están orgullosos, especialmente en un año en el que la organización cumplirá 80 años de su fundación.

En cuanto a la formación, ha reseñado que el pasado año se impulsaron 546 empleos en la región, a través de terceras entidades y se formó a casi 2.000 personas discapacitadas para trabajos específicos como candidatos capacitados para ofertas laborales.

La ONCE destina un 10,7% del dinero ingresado por la venta de cupones a la inversión social para personas ciegas o con otra discapacidad, lo que en Castilla-La Mancha permitió el pasado ejercicio atender a 2.914 personas -128 de ellos nuevos afiliados- y 316 estudiantes ciegos. También trabajó con 239 personas prestándoles auxilio en aras de su autonomía personal.

MEJORA DE RESULTADOS EN 2018

Durante el pasado año, la organización alcanzó unas ventas de 65.870.000 euros, lo que supone un crecimiento del 3,16% respecto al año anterior. Carlos Javier Hernández, a preguntas de los medios, ha confesado que los ingresos del pasado año fueron buenos y se acercaron a cifras "similares" a las de 2007 y 2008, y ha adelantado que "probablemente" cierren este 2018 mejorando los resultados y con datos de ingresos similares a los de años "previos a la crisis".

En toda Castilla-La Mancha hay repartidos 631 vendedores -de los 19.552 con los que cuenta la organización- y uno de ellos, Lorenzo Calado, que realiza su labor en la Plaza de Zocodover de Toledo, ha pedido a la gente que "no dejen de comprar productos de la ONCE", ya que gracias a ellos la organización "puede realizar la gran labor que hace".

"Por suerte o por desgracia", este vendedor -que portaba la nueva indumentaria que van a llevar los vendedores de la ONCE, para diferenciarse de otros operadores- ha confesado que hasta ahora solo ha dado premios pequeños, confiando en poder dar uno más alto en el próximo sorteo especial del 15 de agosto.

Por su lado, José Martínez ha resaltado la importancia de "tejer una red social para dar oportunidades" y formar a las personas con discapacidad para un puesto de trabajo concreto. En este sentido, en el ámbito educativo, ha reseñado cómo se ha cuidado a los estudiantes con discapacidad con hasta un total de 45 becas gestionadas con la Universidad de Castilla-La Mancha.

Igualmente, ha hablado de la labor de Inserta, lo que permitió crear una bolsa de trabajo con 250.065 personas con discapacidad en toda España, de las que 13.333 se forman en Castilla-La Mancha gracias a unos fondos que, además de la Fundación ONCE, salen del Fondo Social Europeo.

Además, se ha referido a las ventas de las empresas Ilunion, que han crecido un 6,4%, y han permitido dar trabajo a 2.025 personas en Castilla-La Mancha a través de 36 centros de trabajo, ubicados especialmente en Guadalajara pero también en el resto de provincias, entre los que figuran dos nuevas lavanderías abiertas "hace poco" en la provincia de Ciudad Real.

SEGUIR DANDO OPORTUNIDADES

Finalmente, preguntado por el futuro de la organización, Carlos Javier Hernández ha manifestado que su deseo es "seguir pidiendo instrumentos y herramientas para seguir dando oportunidades a las personas con discapacidad" y obtener recursos para distribuirlos entre los afiliados, que son los que reciben beneficios a través de los distintos servicios.

"Seguimos apostando, y ese debe de ser el camino, por dar soluciones en empleo, formación, accesibilidad, autonomía personal, o el acceso a las nuevas tecnologías", ha detallado el delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, que ha advertido que, aunque "parece que se van eliminando barreras de accesibilidad, se nos levantan otras".

Al respecto, ha comentado que "cada vez vamos encaminados a la prestación de servicios a través de instrumentos tecnológicos", como la web o distintas aplicaciones "y los desarrolladores no piensan que hay personas con discapacidad que no podemos acceder".

Asimismo, ha alertado de otras situaciones que hay que solventar como las "dificultades" -de transporte entre otras- a las que se enfrentan las personas discapacitadas en las zonas rurales debido al "aislamiento". "Hay personas prisioneras en sus pueblos, sean discapacitados o no", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.