La Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza ha explicado en una nota de prensa que el pasado lunes, 6 de agosto, recibió un aviso telefónico del propietario del hotel.

En él, informaba de que en la madrugada pasada habían accedido a su despacho, ubicado en la segunda planta del complejo hotelero, donde tenía una caja fuerte con dinero recaudado del fin de semana por el negocio que regenta, habiéndose percatado de que le habían sustraído una gran parte del mismo.

Varios componentes de la Guardia Civil de Calatayud acudieron al establecimiento y realizaron un visionado de la grabación de las cámaras de seguridad, donde aparecía un sospechoso, de quien el propietario manifestó que era un trabajador con el cual tenía una estrecha amistad y era de su confianza.

En la grabación, se observaba como esta persona tenía un comportamiento "inusual, incoherente" y aparecía reiteradas veces a horas poco habituales por el despacho. Por estos indicios, se procedió a su detención, tras la que esta persona manifestó espontáneamente su autoría del hecho, diciendo también quién era el otro cómplice, procediendo igualmente la Guardia Civil a su detención.

Ambos detenidos, en presencia del abogado, devolvieron el dinero

sustraído de la recaudación, ascendiendo a 4.971 euros en billetes de diverso valor, habiéndose resuelto el caso por parte de la Guardia Civil y reintegrando al propietario del hotel el dinero sustraído. Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Guardia de

Calatayud este martes.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.