Incendio de Llutxent
Incendio de Llutxent. UME

La alcaldesa de Gandía (Valencia), Diana Morant Ripoll, ha admitido este miércoles que los equipos de extinción de incendios desplazados en la zona no han sido capaces de controlar aún el fuego de Llutxent, que sigue avanzando.

Morant ha explicado, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, que "los bomberos hablan de unas circunstancias que han cambiado los protocolos de actuación porque el fuego es de una intensidad y virulencia parecidos a los que se han visto por las televisiones en Grecia".

La regidora ha explicado que la pasada noche la lluvia ha permitido mejorar ligeramente la situación tras una "lengua de fuego que lo arrasó todo a su paso", aunque ha reconocido que para la jornada del miércoles "no se prevé que la situación sea mucho mejor a la de ayer".

"No hemos sido capaces de controlar un fuego que ha ido creciendo, que cada vez ha ido cogiendo más superficie, no se desplazaba, solo crecía en medio de poblaciones", ha indicado Morant quien ha reconocido que "la decisión de desalojar dos urbanizaciones de Gandía ha salvado probablemente muchas vidas".

Además, el Ayuntamiento de esta localidad valenciana pedirá al Consejo de Ministros la declaración de zona de emergencia tras la situación creada a consecuencia del incendio. No obstante, no es Gandía el único municipio afectado por el fuego: Llutxent, con 840,6 las hectáreas afectadas; Pinet, con 818,6; Ador (150,6); Barx (87,11) y Quatretonda también lo están padeciendo.

Consulta aquí más noticias de Valencia.