Según ha informado el Área de Salud, además de ocho médicos, cuatro como refuerzo estival, y el refuerzo de Enfermería, se ha destinado a las Urgencias una auxiliar y un celador más por turno para la jornada de este martes.

Después, se volverá a realizar una evaluación por si fuera necesario ampliar los refuerzos. Además, se han abierto desde el lunes cinco camas más para absorber este aumento de demanda.

Así, las Unidades de hospitalización de Traumatología, Cirugía, las dos de Medicina Interna y Especialidades Médicas, disponen de 34 camas en lugar de las 33 habituales.

El origen del aumento de la demanda responde a dos razones, según el Área de Salud. Por una parte, agosto es el mes que más Urgencias registra y todos los quirófanos están operativos este verano por primera vez en la historia, ya que tradicionalmente se cerraban parte de ellos desde 15 de julio a 15 de septiembre.

Actualmente hay actividad en todos los quirófanos para reducir la lista de espera generada por el cierre de quirófanos.

Así, aunque la presión asistencial es alta, todos los pacientes de Urgencias que deben ser ingresados tienen cama asignada, además de los pacientes quirúrgicos del jueves que también tienen cama asignada.