La propuesta socialista de rebajar 400 euros la cuota de IRPF que pagan asalariados y pensionistas dejará exentos de este impuesto a 1,6 millones de españoles: 1,3 millones de trabajadores y 300.000 pensionistas.

Son los 1,6 millones de españoles que actualmente pagan 400 euros o menos de IRPF, con lo que con la rebaja quedan liberados de este tributo.  Esta deducción fiscal también afecta a otros 11,9 millones de españoles que pagan más de 400 euros de IRPF y que por tanto se les restará de su cuota tributaria. En total, 13,5 millones de beneficiarios. La idea es que si el PSOE gana las elecciones, la medida se aplique en junio, con lo que en 2008 la rebaja de 400 euros se repartiría en siete meses, de junio a diciembre, 57 al mes.

100.000 empleos

El presidente Zapatero volvió ayer a defender su propuesta, que calificó de «prudente» y que «permitirá crear 100.000 empleos». Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, volvió a arremeter contra esta deducción fiscal. Es una ocurrencia, una «improvisación, una medida socialmente injustísima. Zapatero cualquier día nos promete un piso en el Caribe», aseguró Rajoy.