La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizó durante el operativo especial de la Festa do Albariño 2.906 pruebas de alcoholemia y drogas en la red viaria del término municipal de Cambados (Pontevedra). En estos controles se detectaron 160 conductores que dieron positivo en alcohol y otros 24 en drogas.

En el ámbito penal se procedió a la detención de dos conductores por conducir de forma negligente y temeraria, se instruyeron diligencias judiciales a otros dos por negarse a someterse a realizar las pruebas y a un tercero por conducir teniendo retirado el carné por pérdida de puntos.

De los 160 conductores que arrojaron resultado positivo en las pruebas de alcoholemia, 148 fueron denunciados por vía administrativa. A los otros doce se les instruyeron diligencias por superar la tasa de 0,60 miligramos por litro en aire espirado.

Los agentes de la Guardia Civil también procedieron a la detención de dos conductores que trataron de eludir los controles de alcoholemia. Uno de ellos adelantó en su huida a otros vehículos por el arcén e intentó sacar fuera de la calzada al vehículo oficial que lo perseguía. El otro conductor terminó con su coche en el interior de una finca al salirse de la carretera.

BALANCE INSATISFACTORIO

Desde la Guardia Civil de Tráfico se considera que "si bien son una minoría" los conductores que arrojaron resultado positivo sobre el total de los que fueron sometidos a las pruebas, "el balance no es satisfactorio, en cuanto a los resultados obtenidos y derivados del consumo de estas sustancias psicoactivas, toda vez que lo deseable para la seguridad vial es formalizar el menor número de actuaciones posibles derivadas del consumo de estas sustancias".

Dentro de los aspectos positivos, la Benemérita destaca la inexistencia de ningún siniestro grave en las vías interurbanas limítrofes a Cambados durante esos días.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.