Sean Young
Sean Young es muy conocida por su papel en Blade Runner (en el centro), la mítica película de Ridley Scott. (ARCHIVO). ARCHIVO

La actriz estadounidense Sean Young ha entrado en un centro de rehabilitación dónde será tratada de un problema relacionado con alcoholismo, según informa en su edición digital la revista estadounidense People.

Sean ha luchado con esta adicción desde hace muchos años

Young, de 48 años, ha entrado de forma voluntaria en el centro, aunque la publicación no ofrece más detalles sobre el lugar dónde se encuentra localizado el mismo. En un comunicado su representante señala que la actriz "ha luchado con esta adicción desde hace muchos años".

El pasado sábado, durante una entrega de premios celebrada en Los Angeles, la actriz interrumpió al director de cine Julian Schnabel, cuando éste pronunciaba su discurso de agradecimiento como Mejor Director por la película The Diving Bell and the Butterfly, según informó este lunes la revista especializada Variety.

Además, en septiembre de 2006, la revista Entertainment Weekly informó que la actriz intentó entrar en una fiesta de ´Vanity Fair´ de la que tuvo que ser expulsada. Otra de las escenas sonadas de la actriz, bajo los efectos del alcohol, se produjo hace unos años cuando entró en el estudio donde se rodaba Batman Returns llevando un traje de ´Catwoman´ casero, reclamando un papel en la cinta.

El papel más conocido de Young fue en No hay salida (1987), en la que compartió cartel con Kevin Costner, además de ser la protagonista femenina de la mítica Blade Runner (1982), junto a Harrison Ford.