El pasado mes de enero, un ciudadano denunció en el Puesto Principal de la Guardia Civil del Alfoz de Burgos que había comprado un electrodoméstico a través de internet y lo había pagado mediante una tarjeta de crédito.

Pasados unos días, la empresa le remitió una comunicación en la que se le informaba de que se había terminado el stock del producto, ofertándole otro de mayor precio, pero para su adquisición debía abonar la diferencia ingresándola en una cuenta bancaria. El comprador que abonó la diferencia no recibió el artículo ni pudo volver a contactar con el vendedor.

Los guardias civiles que llevaron a cabo la investigación detectaron que la supuesta empresa vendedora no se dedicaba a la venta por Internet, y la única persona administradora de esa empresa también figuraba como administradora de otras dos empresas que no tenían actividad mercantil alguna, siendo la misma la sede social de todas las empresas.

Ante las sospechas de que se pudieran estar utilizando estas mercantiles como empresas pantalla para estafar a las personas que adquieran los productos que ofertaban por Internet, los agentes solicitaron numerosos datos a la Seguridad Social, Hacienda y a entidades bancarias, y tras su análisis los guardias civiles pudieron descubrir a la persona que se lucraba de las ventas ficticias de productos.

Por estos hechos se ha procedido a la detención de una persona en Sitges (Barcelona) acusada de delitos continuados de estafa, fraude a la Hacienda Pública y a la Seguridad Social. La página web ha sido clausurada.

Consulta aquí más noticias de Burgos.