Paredes ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en la que ha presentado, junto con la secretaria de Política Sindical, Marisol Vicente, un informe del sindicato sobre 'La desigualdad de los jóvenes en el mercado de trabajo de Navarra'.

Según este documento, el paro juvenil disminuyó en Navarra un 3,42% durante 2017, mientras que la reducción total del desempleo fue del 16,5%, de manera que "la población joven sufre un clarísimo agravio comparativo en todos los indicadores que miden la situación laboral en la Comunidad foral".

"Estamos hablando de 12.000 jóvenes en desempleo, que representan el 38,34% del total de parados de Navarra", ha recordado Paredes. Un dato que se une a "la menor presencia de los menores de 34 años en la actividad laboral" que, según UGT, suponen el 24,29% del total de los ocupados.

Aunque, en opinión del responsable de Juventud del sindicato, "un dato más preocupante todavía es que, desde el inicio de la recuperación económica, el paro juvenil ha aumentado ligeramente en términos porcentuales: 1,26 y 0,78 en los tramos de 16 a 19 años y de 20 a 24 años, respectivamente".

Según Paredes, otro ejemplo de la singularidad del caso de los jóvenes es su tasa de paro. En Navarra, ésta se sitúa, en el caso de los menores de 25 años, en un 31,3%, cifra que triplica la tasa de paro total en la Comunidad foral, que en este momento es del 9,93%.

Por tanto, de acuerdo con el responsable de Juventud, "la recuperación económica está afectando de forma muy desigual y discriminatoria a la población joven de Navarra".

"En lo referente al tipo de empleo, la desigualdad de los jóvenes también es evidente y se concreta en la corta duración de los contratos, los elevados índices de temporalidad, las reducciones de jornada no deseadas, la brecha salarial generacional y la mayor siniestralidad laboral debida a la falta de formación e información sobre los riesgos del puesto de trabajo", ha explicado Paredes.

Asimismo, el responsable de Juventud ha subrayado que "un 62% de los jóvenes está empleado en el sector servicios, mientras que solo el 29% tiene trabajo en la industria, sector en el que concurren condiciones laborales más estables y salarios más altos". Así, según Paredes, "la precariedad y la temporalidad son las principales características del empleo joven".

Todo ello provoca que, siempre según el informe de UGT, el 89% de los jóvenes en paro no perciba ningún tipo de prestación o subsidio por desempleo, ya que ésta exige contratos de más de un año de duración, y el 60% de los contratos temporales de los jóvenes no cumple con este requisito.

Por último, Paredes ha señalado que "la desigualdad se extiende a los salarios, puesto que los jóvenes cobran 4.620,28 euros anuales menos que el salario medio de Navarra".

Marisol Vicente, por su parte, ha apuntado las principales medidas propuestas por el sindicato para revertir esta situación, tanto en el ámbito de la Comunidad foral como en el Estado.

En primer lugar, la secretaria de Política Sindical ha subrayado que, "en las negociaciones del Plan de Empleo de Navarra, UGT ha planteado medidas para la consecución de objetivos como el aumento del empleo, situando a los jóvenes como uno de los colectivos prioritarios, la mejora de la empleabilidad, adecuando la oferta y la demanda para preparar a los profesionales que necesitan las empresas, la igualdad de las oportunidades y la mejora de la calidad en el empleo".

Igualmente, en el ámbito del diálogo social estatal, UGT está proponiendo "medidas que contribuyan a luchar contra la precariedad en el empleo juvenil, fortalecer el tejido productivo y encarar la recuperación real para este colectivo, uno de los más perjudicados por la crisis".

Entre tales medidas se encuentra la renovación de la Estrategia de Empleo y Emprendimiento Juvenil 2018-2020, ya que, según Vicente, "la anterior careció de consulta y acuerdo con los interlocutores sociales y está completamente alejada de la realidad social y laboral del país".

Además, UGT también ha propuesto en su informe impulsar un nuevo contrato de relevo en las empresas. "Con unas tasas de desempleo juvenil desorbitadas, la filosofía de atrasar la edad de jubilación resulta incomprensible", ha afirmado la secretaria.

El sindicato también ha incluido entre las medidas necesarias regular las prácticas no laborales, puesto que, en palabras de Vicente, "estas prácticas dirigidas a jóvenes se confunden interesadamente con las ofertas de empleo, lo que da lugar al abuso y la explotación".

Así, UGT ha propuesto derogar el Real Decreto 1543/2011, por el que se regulan las prácticas no laborales en empresas para jóvenes con titulación oficial, y el Real Decreto 592/2014, por el que se regulan las prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios.

Por último, el sindicato ha apostado por la creación de un estatuto del becario y unas oficinas de empleo joven. El primero se orientará, según Vicente, a "establecer los requisitos que deberán cumplir las empresas e instituciones a la hora de contar con estudiantes en prácticas y ejercer un control sobre esos requisitos".

En el caso de las oficinas de empleo joven, Vicente ha señalado que su doble objetivo será "adecuar la preparación de los jóvenes a las necesidades de las empresas y facilitar la reinserción laboral de quienes, a causa del abandono escolar o una entrada prematura al mercado laboral, se encuentren en situación de desempleo y sin formación".

Consulta aquí más noticias de Navarra.